Print Friendly, PDF & Email

Flave (Tribuna libre).- Vivimos momentos complicados, momentos en los que están falleciendo tantos y tantos mayores, esos que tanto han sacrificado para salvar a los más jóvenes. Este virus dejará un vacío irrecuperable en nuestras vidas y en la historia de la humanidad, porque borrará de un plumazo a tantos que han luchado por un mundo mejor.

Por eso confiamos en que esta situación que ahora nos abruma y asusta haga que cambiemos nuestra forma de pensar y de vivir, porque así el sacrificio de los que se van sin apenas aliento y sin una despedida no habrá sido en vano.

La Federación quiere reconocer con dolor y pesar a cuantos han muerto, pero siempre solapándolo a su recuerdo, para que no caigan en el olvido, porque de su lucha se forjaron nuestras vidas. Aprendamos que la historia no se debe repetir, que esta lección nos sirva para escribir los valores que nos dejaron. 

Gracias, porque sois el pilar fundamental de esta sociedad que ahora parece que se nos derrumba.

Gracias por criar a vuestros hijos y a vuestros nietos, nuestros hijos. Por sacar pecho por los que están a vuestro cargo.

Gracias por inculcarnos valores que nos hacen mejores personas.

Gracias porque os merecéis lo mejor, aunque ahora se os considere ciudadanos de tercera.

Gracias por construir todo de lo que disfrutamos en estos momentos, sin ser conscientes de quien nos lo ha dejado en bandeja.

Gracias por compartir lo poco o lo mucho que tenéis.

Gracias por poner un plato de comida en la mesa, por multiplicar los alimentos de los que disfrutamos.

Gracias por ser el apoyo de los que os necesitamos.

Gracias por sacrificaros, sin saberlo, por los que vamos por detrás de vosotros.

Gracias por significar tanto para todos los que hoy no podemos dejar de pensar en vosotros.

Simplemente gracias a todos esos valientes que formáis parte de esa mal llamada tercera edad, porque os deberían bautizar como los esenciales.

Anuncio