Print Friendly, PDF & Email

 

EL PUERTO.- Son muchas las asociaciones, particulares, empresas y hermandades las que estos días están arrimando el hombro aportando alimentos a las hermanas del Convento del Espíritu Santo, en El Puerto de Santa María, para que puedan seguir con su labor diaria de ofrecer comida a más de 100 personas necesitadas. [Las religiosas del convento del Espíritu Santo piden ayuda]

Además, todos los viernes llevarán más comida al Convento y se ofrecen también a los usuarios que utilicen los taxis a recoger sus donaciones de alimentos para llevarlas los viernes.

Se hace necesaria más que nunca la solidaridad de los portuenses

Uno de los colectivos que han acudido en masa son los taxistas portuenses, que han aportado una buena remesa de productos a las hermanas, muy agradecidas por la ayuda que en estos días están recibiendo de El Puerto de Santa María.


También han aportado alimentos, entre otras muchas personas y colectivos, los vecinos de Plaza Jardín y algunos de calle Ave del Paraíso, así como también El Soberano Poder, La Borriquita, La Flagelación, Humildad y Paciencia, la Hermandad del Rocío…

Igualmente, el Ayuntamiento, a través del Área de Bienestar Social que dirige la concejala Carmen Lara, está aportando todos los recursos posibles. Precisamente, el pasado miércoles se pudo ver también al alcalde Germán Beardo repartiendo comida en el convento, echando una mano y dando ejemplo para que lo sigan otros ciudadanos.

El convento, que cuenta con 17 hermanas, está tratando de dar ese tratamiento digno a todas las personas que se acercan, pero la escasez de alimentos como el embutido, fruta, leche, pan, agua o zumos, está haciendo difícil dar una bolsa de comida a todas las personas que acuden.

Por ello, se hace necesaria más que nunca la solidaridad de los portuenses, así como de empresas de la ciudad, para donar alimentos y que en El Puerto de Santa María no haya nadie sin al menos una bolsa de comida diaria para poder sobrellevar de la mejor manera posible estos duros días.