Print Friendly, PDF & Email

Más de 5.000 intervenciones y un total de 3.944 denuncias de la Policía Local fueron tramitadas por Diputación durante los meses de julio y agosto en El Puerto de Santa María: 3.148 graves, 121 muy graves y 675 leves. Los motivos son numerosos: estacionamientos en carga y descarga, en zonas reservadas con movilidad reducida o en lugar prohibido o carril de circulación creando situación de peligro, como pasos de peatones.

En concreto, 777 denuncias interpuestas y tramitadas por la Dirección General de Tráfico, de las cuales carecer de seguro, documentación o no haber pasado la ITV son las más comunes.

Julio y agosto se salda con 73 vehículos que han sido inmovilizados por carecer de seguro obligatorio, por circular sin autorización para conducir o por alcoholemia positiva.

Además, 211 actas levantadas cuyos expedientes se gestionarán ahora por los servicios correspondientes para su sanción, interpuestas por hacer botellón o ruidos, miccionar en la vía pública o alterar el orden y la seguridad ciudadana, por citar algunos ejemplos.



Por otro lado, 521 partes realizados donde se recogen partes de accidentes, diligencias por daños en bien públicos o privados, intervenciones en incendios, en playas, accidentes laborales, colaboraciones con otros organismos, actuaciones con personas mayores o necesitadas, intervenciones con menores y una larga lista de motivos en los que los agentes de la Policía Local han intervenido durante los meses fuertes del verano portuense. Y 147 partes de atestados relacionados con el tráfico, donde hay que lamentar una víctima mortal por accidente de tráfico. La Policía Local también ha intervenido durante los meses de julio y agosto en 36 actuaciones de asistencia y auxilio.

Cifras que, señala la teniente de alcalde de Seguridad de El Puerto, Marina Peris, configuran el balance del verano en el que la Policía Local de El Puerto ha trabajado con todos los efectivos disponibles y en coordinación con la Policía Nacional para controlar la contaminación acústica, el botellón o las conductas incívicas en las distintas zonas de la ciudad donde ha habido una mayor concentración de personas este verano –como el Soto de Vistahermosa, Puerto Sherry, el centro o Valdelagrana, entre otras- para así aumentar la seguridad ciudadana y buscar el equilibrio entre el derecho de los vecinos a descansar con el ocio del verano portuense, donde hemos sido receptores de muchísimo turismo tanto nacional como internacional, con cifras incluso que han superado la época precovid. Un balance, por tanto, que deja manifiesto que a pesar de que la ciudad durante estos meses ha triplicado la población no ha habido ningún incidente de relevancia, lo cual es muy positivo, consciente de que todo se puede mejorar y que el equipo de Gobierno sigue trabajando para reforzar la plantilla y los recursos de cara a las próximas temporadas estivales.

Cabe destacar que igualmente han funcionado todos los dispositivos extraordinarios para todos los eventos, así como dispositivos específicos de tráfico para velar por la seguridad en la carretera, y otras actuaciones importantes que se han ejecutado en distintas zonas de la ciudad para luchar contra el botellón y el ruido. Primero informando y luego sancionando a todos aquellos que desoyen reiteradamente los requerimientos. Marina Peris señala que es evidente que muchas veces no se recibe la respuesta que se espera ni de muchos ciudadanos ni de propietarios de negocios, de ahí que las autoridades se ven obligadas a levantar acta para iniciar un expediente sancionador, que obviamente como todo en la burocracia no es inmediato, sino que lleva su tramitación y curso. En no pocas ocasiones concluye con la clausura de establecimientos, precinto de equipos de sonido, precinto de cocinas, sanciones por horarios de cierre, sanciones por exceso de aforos o sanciones por ocupación de vía pública.

Igualmente se han atendido con la mayor diligencia posible las distintas quejas que se han recibido por parte de algunas asociaciones y comunidades de vecinos, montando dispositivos especiales en distintos lugares de la ciudad gracias siempre a la cooperación del Cuerpo Nacional de Policía, a los que Marina Peris quiere agradecer expresamente su colaboración y compromiso con El Puerto.

De la misma manera se ha intervenido realizando inspecciones de control de aforos, salidas de emergencias y servicios de seguridad privada adecuados y adaptados al aforo existente, inspecciones en materia de géneros estancados (alcohol y tabacos) así como inspecciones de productos alimentarios en una operación de verano donde se intensifica la vigilancia en las zonas de mayor afluencia de visitantes en la época estival que garanticen la seguridad en El Puerto, en la que también han participado efectivos de la Guardia Civil.