Print Friendly, PDF & Email

Seguimos conociendo aquello que para el toro pasa inadvertido pero que forma parte imprescindible de la Reina de la Bahía nuestra Plaza Real. Está claro que todas las joyas de la corona son importantes, todas la embellecen y forman parte de su encano, pero si bien es cierto hay joyas que por su ubicación son piezas claves de magia inexplicable.

 José Manuel, es el responsable de la Capilla de la Plaza Real, sin lugar uno de los rincones más emblemáticos de nuestra Reina, por supuesto gracias a la labor de José Manuel. Todo en ella  es una verdadera joya conformada de otras joyas donadas pues casi todo lo que hay en su seno son donaciones de Hermandades y Cofradías, así como  de los propios toreros que por allí pasan ,sean creyentes o no, casi todos se permiten esos minutos de recogimiento  y rezos antes las imágenes. [Manuel Galán Quesada, aficionado y acomodador en la Plaza de Toros]



En ella se encuentran las imágenes andaluzas y sobre todo sevillanas más populares, de todos y cada uno de los rincones de España y el mundo, desde Zaragoza al propio Cádiz con la imagen de Jesús Medinaceli. Todo en ella es una obra de arte, una reliquia desde sus reclinatorios a altar que la preside.

Sin duda su magia, su olor especial a incienso, su color, su vida interna son mimadas pulcramente por José Manuel, sus flores, su penetrante silencio, y es que aunque no lo crean sus puertas están diseñadas para aislar del todo a quienes en ella se encuentran de la vorágine de fuera. [Milagros Teja Mancera, portera y acomodadora]

Gracias a José Manuel  se posibilita el único momento de paz de los toreros, y la fe  se hace inmensa, pidiendo que todo salga bien, el triunfo y la salud,  ante los ojos que allí parece que te observan.

Desde aquí ensalzar la labor de José Manuel, y darle las gracias porque también son muchas décadas al frente, prácticamente toda su vida que se dice pronto, él y su familia, sabemos que en estos momentos pasa por momentos difíciles a nivel personal con lo cual más de agradecer que encuentre en esta su labor apoyo emocional,  y desde luego desde ese cielo reservado a las personas buenas y a los grandes toreros, su esposa contempla con orgullo como sigue al frente  con su misión... muy orgullosa seguro ahora le observa desde el fondo de los ojos de las imágenes que agradecen sus mimos  y ternura... en las entrañas de la Reina.