Print Friendly, PDF & Email

José María Cervilla.- No nos acordamos de lo que era El Puerto antes de que llegara Germán Beardo. Ahora cada verano es inolvidable.

Todavía recuerdo cuando hace unos años durante los meses de vacaciones de julio y agosto, poco más podías hacer que ir al centro a tomarte un par de copas después de venir de la playa.

La quietud provocaba un tedio y hastío que invitaban a abandonar la ciudad en busca de algo más refrescante. Los portuenses y foráneos teníamos que huir de nuestra ciudad a Cádiz, Conil, Chiclana, Tarifa… en busca de un poco de ambiente veraniego, con diversión, más allá de las tres discotecas de siempre. Estábamos condenados a irnos fuera si queríamos disfrutar de un concierto, de unos chiringuitos de categoría, de un ambiente de ocio potente con artistas de talla y no algo en petit comité. Se que es difícil acordarse, porque la memoria es frágil, pero era así.

Esto cambió cuando llegó Germán. Con él llegaron los planes de verano, con mayúsculas, de los que marcan los años por sensaciones disfrutadas de verdad, de las grandes, de los que se recuerdan y marcan, porque las emociones y sensaciones fuertes no se olvidan. Germán devolvió a El Puerto los veranos de renombre como tantas otras muchas cosas que ha conseguido recuperar, poniendo de moda de nuevo mi tierra, el corazón de la Bahía.

Recuerdo aquel verano de 2020 en el que de repente apareció SOKO en un espacio vacío aburrido y sin uso. Teníamos en el centro de El Puerto un escenario con conciertos durante la semana y el fin de semana con artistas de nivel nacional e internacional, con un ambientazo inimaginable meses antes. Pero es que también aparecieron Margarita, Playa Canalla y Blue junto al PhiPhi, que se transformaron en los beach club de referencia en la provincia y hasta fuera de ella. Unos espacios de música, con muchísimo ambiente, conciertos, sol, mar… unos lugares en los que disfrutar con los amigos al aire libre, recordando a ese Puerto de Santa María del que tanto me han hablado mis padres, cuando venía la Casa Real o los conciertos de la Joy Sherry. Pero todavía quedan cosas en el menú. No se nos puede olvidar el Cabaret Festival o los conciertos de Carnaval, poniendo en valor de nuevo la Plaza de Toros para acoger grandes eventos, o el comienzo del lanzamiento del Comercial de Vistahermosa como lugar referente para la gastronomía y el ocio.

Y aunque fue un gran verano, hasta que no llegó el verano de 2021 no se consolidó esta explosión y proyección creciente de El Puerto, hasta tal punto que la tendencia se revirtió y ahora son los de otras localidades los que vienen ansiosos a El Puerto, porque saben que venir es sinónimo de pasarlo bien, de disfrutar, de ser felices. Y no sólo los jóvenes, sino también las familias, porque crecieron los conciertos y se ampliaron los puntos de encuentro: el Lace Park, nuevas zonas de ocio, restaurantes, bares…  más propios de Marbella que de estos lares… El verano de 2021 pilló impulso y lanzó a El Puerto a la fama nacional a pesar del COVID.

Y lo que el COVID se llevó, Germán nuevamente volvió a recuperarlo, con más fuerza si cabe y esta temporada 2022 El Puerto disfrutará, sin la menor duda, del mejor  verano que haya dado la historia. Ya no sólo por las cifras récord de turismo que se esperan, el ocio de primer nivel nos sitúa como referencia,  como si de Ibiza estuviéramos hablando. A DSoko, Cabaret, los clubs de Puerto Sherry  ya abiertos, los bares del centro que cada vez son más,… le sumaremos Puro Latino, Dreambeach que viene por primera vez a El Puerto, y la joya de la corona: David Guetta, que vendrá con un elenco de primera categoría en su única cita en España, después de estar en capitales mundiales. El Puerto se pone gracias a la apuesta de Germán Beardo en el más alto nivel del ranking internacional de la oferta turística y de ocio.

No se si habrá más sorpresas, cuestión que no sería de extrañar, pero lo que es innegable es que El Puerto tendrá gracias a Germán Beardo el mejor verano que se recuerda y yo estoy orgulloso de poder vivirlo.