Print Friendly, PDF & Email

Las dos personas fallecidas el pasado sábado en el paraje natural de los Lagos del Serrano, en el municipio sevillano de Guillena, contaban 42 y 41 años de edad y estaban pescando en el marco de una celebración familiar, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

Según el Instituto Armado, estas dos personas participaban de una celebración familiar en dicho paraje natural donde además estaban pescando. En torno a las 14,50 horas, a una de estas personas se le habría caído la caña de pescar al agua, entrando a la misma para intentar recuperarla.



En un contexto en el que está prohibido el baño en este paraje natural, esta persona habría sufrido graves dificultades para salir del agua, ante lo cual la otra persona se habría adentrado también en el agua para intentar su rescate, resultando finalmente la muerte de ambas personas por ahogamiento.

La situación motivó el despliegue de facultativos del 061, siendo movilizado incluso un helicóptero de dicho servicio, así como tres patrullas de la Guardia Civil y otros servicios, si bien sólo se pudo constatar la muerte de estas personas.