Print Friendly, PDF & Email

El Puerto dice adiós al Carnaval 2022 en la calle y lo hace por todo lo alto, con un cierre de fiesta carnavalesco multitudinario con acento andaluz. Éxito rotundo, superando incluso las previsiones, la Gañotá Popular que ha puesto el broche de oro a la jornada, con los platos típicos de nuestra tierra y las mejores coplas del repertorio portuense.

A pesar de la intensa programación diseñada por la Concejalía de Fiestas para celebrar estos Carnavales en febrero, como manda la tradición, El Puerto ha respondido hasta el final, llenando la avenida de la Bajamar y el centro de la Ciudad de los Cien Palacios, con el carrusel de coros, que animó a lo grande con arte del tres por cuatro su itinerario.



Pasacalle de emoción desde el mediodía con los cuatro coros que cantaron a El Puerto este lunes 28 de febrero, Día de Andalucía: tres gaditanos (“Al sonar las doce”, “Rayadillo” y “Érase que se era”) y uno sanluqueño (“El barrio negro”), rodeados de portuenses y visitantes que no quisieron perderse la cita sabiendo que después la Avenida de La Bajamar los esperaba, para dar la bienvenida a la XVIII edición de la Gañotá Popular, organizada por la Federación de Peñas Carnavalescas, con la colaboración de la Concejalía de Fiestas.

Excelente ambiente que llenaba la Bajamar que vivió uno de los momentos más emotivos cuando los más pequeños del Ceip Sericícola ondearon una bandera de trece metros de largo por 4,5 de ancho, interpretando la Coral de La Salle el himno de Andalucía.

Degustación de berza, menudo y papás aliñás como platos típicos principales de un extenso menú para recobrar fuerzas y poder así disfrutar de las actuaciones que han llenado la tarde de vida y de alegría, con los pasodobles y las coplas de la Antología de José Luis Arniz y El Vaporcito, la Antología de Diego Caraballo, el coro “Al sonar las doce”, “El barrio negro”, la chirigota “La sanluqueñísima” y “Con el culo al aire” o los bailes de las Academias de Carmen Morales.

La Gañotá Popular ha cerrado así una programación carnavalesca de altos vuelos, que ya piensa en el febrero que viene.