Print Friendly, PDF & Email

Plan B, situado en la portuense plaza Cristóbal Colón.

Plan B, situado en la portuense plaza Cristóbal Colón, en pleno centro histórico, un local que se inauguró en el mes de mayo, ahora se reinventa y da un paso más.

Su gerencia se ha sumergido en el mundo de las meriendas, de ahí que tenga preparada una amplia carta, que ofrecen desde su hora de apertura, a las 16.00 horas, y que suman a sus variados servicios.

David Martínez, de Plan B, asegura que “se trata de un sitio diferente, con una amplia gama de servicios en cachimbas, licorería, gastronomía, cervezas, y ahora también en meriendas”. Así, enumera parte de su carta, compuesta por “café, té especial, chocolate, té latte, smothies, etc”, así como “gofres caseros, crepes y tostadas, de pan normal, mollete o mollete de semilla o centeno y vienas pulguitas”, acompañadas de patés, embutidos, mantequilla, etc.

Plan B, en plena Plaza Colón.

Pero no quedan ahí las novedades, porque han invertido en una máquina (visiblemente vistosa, de color rojo y que se encuentra en la barra) que imprime en la espuma del café, la cerveza o una galleta, es decir, en cualquier superficie plana. Tiene tinta alimenticia, en blanco y negro o color, que es inodora y no tiene sabor.



Con ella “se pueden hacer diseños muy guay”, explica David Martínez. “Incluso el propio cliente puede, a través de la wifi, enviar cualquier imagen que quiera imprimir”, tanto para un día simple como para una celebración especial. El cliente puede dar rienda suelta a su imaginación si lo desea. “Podemos personalizar la espuma”, y es un servicio que no ofrece nadie en El Puerto por el momento.

“Apostamos por ofrecer variedad, pero siempre de calidad. Queremos lanzar las meriendas pero con una variedad competente”. Quizás “el mollete lo tiene todo el mundo, o el gofre lo puede ofrecer otra tanta gente, pero le damos una vuelta al concepto de las meriendas”.

Ejemplo de impresión en la espuma de un café.

Por otro lado, los sábados también han inaugurado un ciclo de conciertos tipo ‘cover’, con un máximo de dos músicos, en acústico. De hecho, explica que, para promocionar este tipo de eventos “imprimimos en la espuma de una cerveza la cara de los dos chicos del primer concierto”, que posteriormente lanzaron por redes sociales, y que tuvo gran aceptación entre su clientela.

Tanto las meriendas, como las cervezas, la licorería, las cachimbas, etc., se pueden disfrutar en dos terrazas, una delantera y otra trasera, que casi ofrecen al cliente 60 metros cuadrados de Plan B. Además, la terraza delantera está totalmente cerrada, por lo que es ideal para combatir las inclemencias del invierno. En la lateral se suelen colocar las mesas altas, más dadas para el momento de copas o cervezas.

Los inicios de Plan B están fijados en las torres, un cono o tubo refrigerado con hielo, al que se le echa agua y se llena de cerveza, para que cada cliente se sirva su bebida de ella. Tiene una capacidad de tres litros. “Nos dimos a conocer muy rápido con las torres, y se pueden pedir de cerveza Alhambra, normal o de trigo; de tinto con limón; de rebujito; o de alcohol, que supone una botella de cualquier bebida.

A pesar del éxito de las torres y la gran aceptación “quisimos no quedarnos ahí y dar un paso más. Por eso apostamos por las meriendas”. Pero también “ofrecemos cocina, con gran variedad, como cubanitos de pulled pork, hamburguesas Black Angus, pizzas caseras, nachos, etc. “Nuestra cocina no está orientada a la cena propiamente dicha, sino como acompañamiento de la bebida”.

En cuanto a la bebida, en lo que respecta a la cerveza “tenemos 18 referencias, como lupulada, sin alcohol, sin gluten, roja, negra, IPAS, etc.”. En alcohol “tenemos 60 referencias”, y por otro lado “contamos con refrescos, batidos, las últimas novedades del mercado, chocolates variados, té latte, té especial de muchos sabores...”.

Sin duda, un local joven para clientes que buscan dar un giro a sus tardes, y experimentar con las meriendas, con las que se chuparán los dedos. Y podrán continuar con la hora de la copa, en un lugar emblemático de la ciudad.