Print Friendly, PDF & Email

El concejal de Fiestas del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, David Calleja, felicita a Rafael Pérez Sánchez, conocido como “el Papi de El Puerto”, por el homenaje que la Asociación Cultural “El Rincón del Arte del Niño Villar”, que preside David Oliva, le tributó en la jornada de ayer.

El edil, que agradece a Oliva la gran cantidad de actividades que la peña que preside desarrolla en beneficio tanto de personas como de entidades que se merecen dichos homenajes, en una periodicidad de al menos un acto mensual, considera que “el Papi” “es una persona muy entrañable y reconocida en la ciudad”. “En la vida nos preocupamos mucho de si los trabajos son grandes o pequeños pero lo importante es que las personas sean grandes, independientemente de la labor que desarrollen y el ejemplo más claro es la figura de Rafael Pérez Sánchez, conocido como “el Papi”, una persona que estuvo toda su vida ligado a la ciudad, a sus calles, a su Iglesia Mayor Prioral y a su Hermandad del Dolor y Sacrificio”, remarca el edil, quien indica que el homenajeado “se ganó el cariño de pequeños, jóvenes y mayores y, sobre todo, el respeto en una profesión sumamente complicada porque para vender sus patatas andaba numerosos kilómetros al día”.

El teniente de alcalde destaca la limpieza, pulcritud y buen trato que “el Papi” deparó a todos en el desarrollo de su trabajo, que efectuaba acompañado por sus frases típicas, y considera que ayer disfrutó de un merecido homenaje, al que asistieron numerosos familiares y amigos, convirtiendo la jornada en un día especial para él, que se desplazó expresamente desde Málaga, donde vive con dos hermanas, para estar presente en el reconocimiento.



David Calleja valora como “un mérito tremendo” que la ciudad se acuerde de él pese a que hace años que no reside en la misma y subraya que “el Papi” “permanece en el recuerdo y el cariño de muchísimos portuenses, que identifican sus famosas frases y sus patatas fritas, pues ha hecho las delicias de muchísimas personas durante muchísimos años”.

El presidente de la Asociación Cultural “El Rincón del Arte del Niño Villar”, David Oliva, que ha agradecido la asistencia al acto del teniente de alcalde de Fiestas, David Calleja, así como su implicación con la entidad, afirma que la idea del homenaje surgió dentro del capítulo de reconocimientos “Galardón Niño Villar” que efectúa la Asociación, cuya junta directiva ha decidido incorporar a las distinciones de artistas relacionados con las habituales secciones de flamenco, carnaval, toreo, magia o el Rocío el nuevo epígrafe de personajes populares, al que próximamente se unirá el que premiará al ámbito cofrade. “Pensamos que la mejor forma de comenzar los premios de la sección de personajes populares era con el personaje de los personajes, `el Papi´, que ha vendido patatas a cinco generaciones, por todo el litoral portuense, pregonando su producto con sus clásicas frases que aún tenemos en la memoria”, afirma Oliva, quien reseña que “el Papi” recibió el habitual galardón, consistente en una placa con dos fotografías y un texto al efecto, al que, en este caso, se añadieron un canasto lleno de las patatas al perol que vendía, con la pegatina “Las patatas del Papi”, que él mismo se encargó de pregonar in situ y repartir entre los asistentes, un cartel realizado por la Asociación Portuense el Vaporcito, en el que se le observa con la histórica embarcación al fondo, que le entregó el presidente de dicha entidad, José María García Flores, y un bombo de carnaval que le regaló uno de los miembros de la Asociación, Rafael “el taxista”, en el que figuran los colores de la bandera portuense y sendas imágenes de “el Papi” en el instrumento.

Oliva ha mostrado su satisfacción por haber podido finalmente realizar el acto, que define como una de las ilusiones de la Asociación, remarcando que “El Papi” lo disfrutó de una manera muy especial.

El galardón concedido a “el Papi” constituye el número 88 de los concedidos hasta la fecha por la Asociación Cultural “El Rincón del Arte del Niño Villar”.