Print Friendly, PDF & Email

El concejal de Flamenco del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, David Calleja, felicita a los artistas que han actuado en la Bienal en la Plaza del Castillo, derrochando su grandísimo talento sobre el escenario y cosechando una gran respuesta por parte del público, que llenó el aforo de 150 espectadores en unos eventos que se desarrollaron atendiendo a la normativa epidemiológica.

El edil agradece las actuaciones de las Academias de Baile de Carmen Morales y Milongas y de la cantante Aroa Cala el pasado miércoles 18, de Selu de El Puerto y las Academias de Araceli Arias y Silvia Belenguer el jueves 19, ambas en el marco de la Segunda Bienal de Flamenco de Cádiz, Jerez y los Puertos, agradecimiento que realiza también en nombre del director de la Bienal, Mario González, sin olvidar la protagonizada por Jorge Rodríguez Ramírez, “El Wilo de El Puerto”, en la noche del viernes, presentando su espectáculo “De El Puerto a Jerez” junto a Juan M. Moneo al toque y Luis Santiago e Israel Tubío a las palmas.

José Luis Torres, Selu de El Puerto, se siente muy satisfecho del desarrollo de la Bienal. El artista indica que se alinearon los astros, estimando que la climatología y el público, que le llevó en volandas, le acompañaron durante toda la actuación, por lo que se ofreció una gran noche. Selu agradece al teniente de alcalde de Flamenco, David Calleja, que haya traído la Bienal a la ciudad y haya contado con él para el cartel, reseñando que el edil siempre está dispuesto a ayudar y escuchar, así como la labor de los técnicos del área de Fiestas, de la organización de la Bienal (“una gente extraordinaria que lucha por el flamenco al ciento por ciento”) y de las Academias de baile. Selu valora también el acierto en la elección del escenario y considera que “siempre es importante que un evento como la Bienal, al que se presupone un recorrido importante, y al que otras provincias se han sumado, se desarrolle también en El Puerto, algo que era de recibo”.



Jorge Rodríguez Ramírez, “El Wilo de El Puerto”, afirma sentirse muy contento tanto con la organización como con la respuesta del público. Wilo, que agradece a David Calleja su inclusión en la cita y el hecho de que el edil se situara al lado del escenario durante toda su actuación, acompañándola en todo momento, aplaude el trabajo de la concejalía de Flamenco, que ha hecho posible que la ciudad se sumara al calendario de la Bienal. “El aforo se llenó, algo que valoro aún más teniendo en cuenta que actuaba solo, sin el arropo de las Academias”, afirma Wilo, quien subraya que “noté el cariño de la gente”, indicando que “es una de esas noches en las que me hubiera quedado cantando durante toda la misma”. Para Wilo “es muy positivo que la ciudad se haya estrenado en la Bienal y ojalá que esa presencia se repita, por lo que supone para el flamenco portuense, pues además tiene lugar en el mes de agosto, cuando la ciudad acoge un gran número de turistas y para la carrera del artista también es importante que nos vean personas llegadas del exterior”.

Carmen Morales ha señalado que la experiencia ha sido “una maravilla” y agradece al alcalde, Germán Beardo, y al teniente de alcalde de Flamenco, David Calleja, que la Bienal “se haya acordado de las Academias, que son la base del flamenco”. Morales indica que de las Academias no se suelen acordar para citas importantes, cuando son la base del flamenco, y se siente muy satisfecha, al igual que sus compañeras, por el desarrollo del evento, elogiando la Plaza del Castillo como escenario. La artista estima que el único inconveniente ha sido la limitación de aforo por la pandemia, aunque apunta que es una circunstancia con la que a día de hoy hay que enfrentarse.

El teniente de alcalde de Flamenco, David Calleja, subraya por su parte el estreno de las Academias en la Bienal y considera que la Plaza del Castillo de San Marcos se ha erigido en “un incomparable marco para disfrutar de tres maravillosas noches de flamenco”, recordando “la hermosa fusión que Selu de El Puerto protagonizó con las Academias, dejando unas letras para la historia de nuestra ciudad”. “Creo que hemos vivido los días en los que con más cariño se ha tratado a las Academias y hay que destacar su actuación, disponibilidad y talento, al igual que el mostrado por Aroa Cala y el que ofreció Wilo, quien nos deparó una fantástica interpretación”, apunta el edil, quien agradece también la labor de todas las personas que, de una forma u otra, han participado en las tres noches citadas, entre los que se encuentran los técnicos del área municipal de Fiestas, así como los espectadores, tanto provenientes de la ciudad como del exterior.

David Calleja muestra su deseo de que la próxima edición se pueda llenar de público toda la Plaza, en una coyuntura en la que se hayan superado las actuales circunstancias epidemiológicas y el arte se exprese sin barreras ni limitaciones. El teniente de alcalde admite sentirse “tremendamente satisfecho” con las respuestas tanto de los artistas como del público y estima que este año “se ha subido un importantísimo escalón interpretativo”, al igual que ya se subiera en noviembre de 2020 con la inclusión de varios portuenses en los espectáculos incluidos en la programación desarrollada con motivo del X aniversario de la Declaración del Flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Calleja, quien considera que la citada programación, desarrollada en colaboración con la Junta de Andalucía, fue quizá la mejor de toda la Comunidad Autónoma, afirma que la  ciudad volverá a participar en la próxima edición de la Bienal, con mayor número de días de actuación y de artistas sobre el escenario. El teniente de alcalde indica que ya se encuentra trabajando en el próximo proyecto, las “Jornadas del Cante de Cádiz y El Puerto”, que el Monasterio de la Victoria acogerá entre el 2 y el 5 de septiembre con la participación de grandísimos artistas tanto de dentro como de fuera de la ciudad.

“Es muy importante para la concejalía de Flamenco el hecho de que los artistas dispongan de un buen respaldo en todos los aspectos, de forma que su trabajo esté asegurado y les acompañe la calidad de ámbitos técnicos como el sonido o la iluminación, consiguiendo así las mejores condiciones para ofrecer su talento”, asevera el edil, quien remarca que “El Puerto seguirá destacando por albergar grandes actuaciones de flamenco y la concejalía prestando su atención a todos los artistas para que cada uno tenga el sitio y lugar que le corresponde”.

Anuncio