Print Friendly, PDF & Email

A sus 58 años de edad y con poco más de dos meses de entrenamiento por el parón de la pandemia, Alfonso Álvarez se ha proclamado semifinalista en el Torneo Estatal de Antequera, en la categoría de sillas de ruedas.

Alfonso vivió su “época dorada” en este deporte durante su estancia de casi tres años en Toledo, a finales de la década de los 80, ganando multitud de torneos en su categoría, siendo campeón de los Juegos Deportivos de Castilla-La Mancha y quedándose a las puertas de las JJOO de Seoul’88 por problemas burocráticos.



A su regreso a nuestra ciudad quiso continuar con la práctica de este deporte, pero por aquellos años en ningún club de la zona había jugadores en silla de ruedas, y tras un partido de exhibición en Puerto Real, durante unas jornadas sobre discapacidad, dejó de jugar.

En El Puerto tenemos a un número uno de este deporte en discapacidad intelectual, Ceferino Gómez, que también ha sido semifinalista en su categoría, pero hasta ahora no habíamos contado con un top en la modalidad de discapacidad física

El torno se celebró este fin de semana en Antequera.

Casi 30 años después conoció la existencia del CTM Jerez – ATEME, que cuenta con una sección de jugadores con discapacidad física, y alentado por su esposa retomó la actividad casi partiendo de cero: nueva reglamentación, materiales desarrollados con tecnología mucho más avanzada, etc. Pese a ello, el primer año alcanzó la medalla de bronce en los Campeonatos de Andalucía.

Para el fin de semana del 2 al 4 de julio se volverá a medir con los mejores palistas de España en la categoría de silla de ruedas, también en Antequera, sin ningún objetivo prefijado, pues su mayor logro es “haber llegado hasta aquí”.

Anuncio