Print Friendly, PDF & Email

El sindicato de la Policía Local UPLBA sale al paso, a través de un comunicado, del anuncio de la concejala de Seguridad, Marina Peris, asegurando que en El Puerto se está reforzando la vigilancia y el control de la Policía Local durante la Semana Santa para evitar aglomeraciones y otra serie de incumplimientos relativos a la situación actual con la Covid-19.

En este contexto, la UPLBA tilda de “irreales tales refuerzos” anunciados por Peris, asegurando que “la cruda realidad es que no hay suficientes policías en la actualidad para hacer ningún servicio extraordinario encaminado a reforzar seguridad, no hay dispositivos especiales, no hay refuerzos en determinados turnos, cada vez que se hace un control o un requerimiento de seguridad concreto, se deja de atender el resto de trabajo diario, puesto que ese trabajo extraordinario sale del mismo número de agentes que prestan servicios diariamente”.



Además, el sindicato policial entiende que “existen por turno una media de tres patrulleros que se dedican a cubrir todos los requerimientos que surgen de manera ordinaria y que  según los grandes planes de  seguridad de la concejala, pasan a realizar controles y refuerzos”.

De esta manera aseguran que es “sorprendente que durante este último año de pandemia los agentes de Policía Local hayan levantado multitud de actas por incumplimiento de documentación a establecimientos públicos,  sin que hasta la fecha hubieran  terminado en resolución punible alguna, y que ahora precisamente por motivos que desconocemos se haya dado una rapidez inusual a unas actas levantadas el pasado día 20 de este mismo mes por los mismos motivos que otras muchas y sin embargo se vendan como algo extraordinario“.

En la Plaza de la Cárcel durante un sábado noche.

Por ello, la UPLBA entiende que “se intenta vender a los portuenses una de las mejores gestiones realizadas en el área de Seguridad, cuando la cruda  realidad  de esta Concejalía es que lleva sin ser ocupada efectivamente  desde que subió el nuevo equipo de Gobierno al poder, hace ya casi dos años. La concejala sólo figura, no actúa, no soluciona, no gestiona, da la sensación de que es más bien  un maniquí que está colocada para  llevarse las críticas  a su mala gestión, salvaguardando de esa forma  la figura del  alcalde como máximo responsable de la Policía Local”.

Además, el sindicato recuerda que lleva tiempo informando al equipo de Gobierno de la  situación de la Jefatura,  con una grave disminución de efectivos,  falta de  organización y un  lamentable estado de las dependencias policiales, con dos denuncias presentadas  en Inspección de trabajo por  daños estructurales  con peligro para la seguridad y salud de los trabajadores, entre otras cosas. “Es inaudito que a estas alturas sigan queriendo vender gestión como si todo fuera perfecto. El colectivo de policías locales ha perdido en varios años más de 35 agentes y sigue perdiendo una media de ocho agentes por año, debido a las continuas jubilaciones de  agentes  pertenecientes a una plantilla  bastante envejecida.  En la actualidad el número de efectivos de calle se encuentra bajo mínimos, con numerosos agentes en situación de primera actividad,  prorrogada por ser denegado sistemáticamente  su derecho a ocupar por edad puestos de segunda actividad”.



Lamentan que “lejos de haberse preocupado por establecer un plan paulatino  de recuperación de efectivos, el equipo de gobierno actual ha ido relegando la creación de nuevas plazas, limitándose a gestionar la incorporación de 16 agentes, una gestión ya iniciada  con el anterior gobierno municipal, plazas  que solo parchearán el grave problema de efectivos, debiendo haber estado cubiertas  hace ya más de un año y de las  que aún no se ha iniciado el proceso selectivo”.

Finalmente el sindicato define a Marina Peris como “una vendedora de humos que nunca aparece por Jefatura y  que lejos de hacer  bien su trabajo  se dedica a hacer de parapeto para cubrir  la mala gestión del alcalde,  al menos en nuestra área”.

Anuncio