Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en El Puerto de Santa María a dos hombres como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. Los detenidos utilizaban una vivienda ubicada en la barriada de “Pinillo Chico” para realizar las ventas de cocaína y hasta donde se desplazaban numerosos compradores a cualquier hora del día. En el registro se intervinieron un 19 bolsitas con un total de 1.450 gramos de cocaína y 1755 euros procedentes de la recaudación que tenían disponible en ese momento.

Incautan 1.450 gramos de cocaína y 1.755 euros, además de munición de armas y otros útiles

El Grupo Operativo de Apoyo de la Brigada de Policía Judicial, el cual tiene encomendada como una de sus principales funciones la prevención y erradicación del pequeño y mediano tráfico de sustancias estupefacientes, después de varias vigilancias en la conocida barriada Portuense de “Pinillo Chico”, observan como un domicilio particular puede estar sirviéndose como punto de venta de droga a pequeña escala.



Los agentes, después de varias vigilancias a distintas franjas horarias y distintos días de la semana, comprueban como numerosas personas de diferentes clases sociales suben y bajan de la referida vivienda con relativa celeridad, por lo que después de realizarles cacheos superficiales, a varios de ellos se les incauta la droga la cual portan en pequeños paquetes de plástico, proponiéndolos para sanción por infracción a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana 4/2015.

Tras la realización de varias investigaciones, los agentes comprueban que el morador de la vivienda es un individuo conocido por la Brigada de Policía Judicial por haber estado detenido en otras ocasiones por el mismo ilícito penal, el cual responde a las iniciales de S.D.N; así mismo, se comprueba que siempre actúa con otro individuo también conocido por los agentes por hechos similares, siendo este J.L.G.V.

Después de hacer un estudio estratégico de la vivienda donde realizaban el tráfico de estupefacientes, observan que la misma estaba preparada para dificultar el acceso a la Fuerzas y Cuerpos de seguridad, tratándose de un búnker que presentaba una puerta de hierro acorazada con tres cerrojos de grandes dimensiones así como doble reja en las ventanas y en el patio interior, sirviéndose de la ayuda de terceras personas para alertar a los autores de la posible presencia policial en las proximidades.



El Grupo Operativo de Apoyo junto con la Brigada de Seguridad Ciudadana, realizan un exhaustivo estudio para averiguar cual podría ser la hora idónea de entrada en la vivienda, con el fin de que en el registro previamente autorizado por la Autoridad Judicial y en presencia de la Letrada de la Admón. de Justicia, se incautase la máxima cantidad posible de sustancias prohibidas realizando la entrada de forma rápida y eficaz para evitar que los individuos se desprendieran de la droga.

Al acceder a la vivienda, los agentes sorprenden a S.D.N realizando el pesaje de unas de las bolsas con sustancias intervenidas, y el segundo individuo estaba en actitud vigilante a través de la ventana que da hacia el portal de acceso a la vivienda.

Una vez los agentes en el interior de la casa, aprehenden 19 bolsas arrojando un total 1.450,6 gramos de cocaína, así como la recaudación de 1.755 euros, munición de armas y otros útiles para el desarrollo de la actividad. La Policía Nacional, asegura que la droga intervenida, cuyo destino no sería en su totalidad al consumidor, sino a proveer a distintos puntos de ventas de la Bahía de Cádiz, podría ser cortada y alcanzar cuatro veces su peso inicial ascendiendo a un total de 6 kilogramos de peso al consumidor final.

Tras pasar a disposición Judicial, los encartados, su Señoría decretó el ingreso en prisión de ambos individuos.

Anuncio