Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- Adelante El Puerto ha querido expresar su opinión sobre el estudio de viabilidad económica de la concesión del Servicio de Autobuses Municipal abordada en el pleno extraordinario de esta mañana, en el que se ha debatido su aprobación, siendo rechazado también por este grupo.

Desde Adelante El Puerto entienden que “con el informe presentado por el gobierno de Germán Beardo la ciudad se quedaría hasta 2035 con el servicio de autobuses que tenemos desde 2017, sin inversiones verdes y sin ningún tipo de novedad que favorezcan a los usuarios y al servicio público más allá de la nueva línea a Puerto Sherry”.


Para Adelante “se trata de otra prueba más de la incapacidad de Partido Popular y Ciudadanos para gobernar la ciudad. Han presentado un documento en el que, por ejemplo, en el listado de la plantilla que aparece como anexo en el propio estudio, se recoge una serie de trabajadores que desde hace un tiempo no trabajan en el servicio pero cuyo importe se incluye en el coste total. Por tanto, se trata de una forma de que la contrata gane dinero a costa del Ayuntamiento con la connivencia del gobierno”.

Se trata además de un estudio de viabilidad “que no incorpora ninguna mejora, ni medioambiental ni laboral y que no cubre las necesidades de la sociedad portuense, que demanda un servicio público adaptado al siglo XXI”.

“Estamos ante un estudio que no soluciona los problemas de movilidad de las ARGs, que tampoco recoge una renovación de la flota de autobuses apostando por energías limpias y que añade una subvención anual de 3 millones de euros para la prestación del servicio” apuntan desde la formación.

Desde el grupo municipal creen además que el concejal de Medio Ambiente, Millán Alegre, “debería dimitir porque teniendo un año para haber consensuado el pliego se ha limitado a una reunión hace tres semanas y traer al pleno el estudio de viabilidad sin el consenso de nadie, es decir 10 meses perdidos para la ciudad”.

“Todos estos motivos, unidos a la falta de participación y consenso con los diferentes agentes sociales, hacen que rechacemos este estudio de viabilidad, el cual tendría como consecuencia el estancamiento del servicio público de transporte, y por ende de la ciudad, durante los próximos 15 años”.

Anuncio