Print Friendly, PDF & Email

El Consejo de Gobierno ha acordado este viernes la ampliación, con carácter extraordinario, de la plantilla docente de los centros públicos con la incorporación para el próximo curso 2020/21 de 4.014 profesionales, concretamente 2.150 profesores de Secundaria y 1.864 maestros. La incorporación de estos docentes, que será efectiva en septiembre, supondrá una inversión de 166,81 millones de euros.

Así lo ha indicado el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que ha intervenido en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, junto al vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, y los consejeros de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo.

Imbroda ha explicado que este aumento de personal tiene como objetivo contribuir a paliar los efectos que se hayan producido en los procesos de enseñanza-aprendizaje durante la suspensión de la actividad lectiva presencial al final del pasado curso escolar, así como facilitar la organización de los centros para atender las recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias como consecuencia del Covid-19.

A estos 4.014 profesores hay que sumarles la contratación de 826 nuevos docentes como resultado de la creación de la figura del Coordinador Covid en los centros educativos y de otros 609 docentes, especialmente de Formación Profesional y de atención al alumnado de necesidades educativas especiales, de incremento neto de plantilla. Asimismo, ha indicado que la Consejería destinará 39,2 millones de euros a los centros concertados para la contratación de 970 docentes de refuerzo.

De esta manera, Andalucía, dentro de su Plan de Acción en Educación para el curso 2020/21, incrementará su plantilla “para garantizar una vuelta a las aulas segura” en 6.419 maestros y profesores, tanto para llevar a cabo medidas de desdoble garantizando la atención educativa al alumnado como para asegurar el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. Además, los centros contarán con 152 Profesionales de Integración Social (PTIS) y 1.600 profesionales de la limpieza.

El titular del ramo ha explicado que los 6.419 maestros y profesores “se incorporarán de forma extraordinaria y no tienen nada que ver con sustituciones que habitualmente se pueden producir por distintas bajas”. Además, ha indicado que están contratados hasta el 31 de diciembre porque aún no se puede trasladar a nivel presupuestario al próximo año dado que no hay un Presupuesto aprobado para el 2021, si bien ha garantizado que “el compromiso es prorrogarlos hasta 30 junio cuando tengamos Presupuesto”.



UN CURSO COMPLEJO

En líneas generales, Imbroda ha puntualizado que arrancará la próxima semana un curso “complejo” pero que lo afrontan “con ilusión, prudencia y llamando a la colaboración de todos”. Así, ha celebrado el acuerdo que este jueves se alcanzó entre las 17 comunidades autónomas y el Gobierno central para apostar por una vuelta a las aulas “con máxima presencialidad”, línea en la que siempre ha trabajado el Ejecutivo andaluz.

“Llevamos meses trabajando en este sentido, he mantenido multitud de reuniones con la comunidad educativa, hasta 180 encuentros desde marzo con los distintos colectivos”, ha agregado el consejero, que sostiene que “todos debemos estar a la altura de esta circunstancia”, así como “transmitir el mensaje de confianza y tranquilidad que hemos compartido el Estado y las comunidades”.

Ha explicado que estas contrataciones son “un apoyo extraordinario para un curso extraordinario”, todo a fin de apostar por “una presencialidad segura” y entendiendo que “el riesgo cero no existe en ningún ámbito social”.

Imbroda ha explicado que ya han comenzado a realizar test a los docentes y que el calendario se mantiene en las fechas previstas para “trasladar un mensaje de normalidad con las condiciones de seguridad que necesitan nuestros centros educativos”.

Sobre los padres que amaguen con no llevar a los niños al colegio, el consejero ha explicado que en la reunión del jueves, la ministra del ramo, Isabel Celaá, se comprometió a pedir un informe jurídico para tratar este asunto específico “y esperamos esa resolución”. No obstante, ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a estas familias porque “hay muchos expertos trabajando para conseguir un entorno seguro, y también contamos con la valiosa ayuda de los ayuntamientos”.

EL GOBIERNO LLEGA TARDE

De su parte, Bendodo ha subrayado que Andalucía, como demostró en la reunión del jueves, sabe “ponerse de acuerdo, pactar y tejer consensos”, si bien ha lamentado que el Gobierno central “ha actuado tarde” y, además, “no ha cumplido con la Conferencia sectorial de Presidentes a la que se comprometió Pedro Sánchez”.

“Andalucía, dentro de la lealtad institucional, demuestra en esta crisis que vuelve a arrimar el hombro, aportamos nuestras propuestas y llegamos a un acuerdo base para la vuelta al cole entre las 17 comunidades”, ha agregado el portavoz del Ejecutivo autonómico, que defiende que la educación “no puede ser actor de ninguna guerra, todos tenemos que empujar juntos y dejar aparcados otros intereses”.

Preguntado sobre posibles medidas para la conciliación de las familias en caso de que tengan que guardar cuarentena, Bendodo ha incidido en que el Gobierno debería articular ayudas en ese sentido, “va a ser necesario”. Tras apuntar que dijo que lo haría y luego cambió de idea, el consejero se ha mostrado convencido de que “lo mejor que ha hecho el Gobierno durante la pandemia es rectificar muchas veces, así que puede volver a ser así”.

Anuncio