Print Friendly, PDF & Email

Después de una temporada aciaga para la entidad verdiblanca, es hora de plantear muchos cambios que permitan a los andaluces dar una mejor imagen y optar a cotas mayores que únicamente eludir el descenso como este pasado curso.

El nuevo maestro de orquesta es ya una realidad, y lo cierto es que no es cualquiera. Manuel Pellegrini volverá a la Liga Santander, tras haber comandado a escuadras de nivel como el Real Madrid o el Villarreal. El ‘Ingeniero’ llegará con aires renovados tras sus experiencias en la Premier League, para intentar volver a ubicar a un histórico del futbol español, en el lugar que se merece.

Muchos jugadores de la plantilla verán como su etapa vistiendo la elástica verdiblanca llegará a su fin en próximas semanas, debiendo el club acometer fichajes que les permitan dar el salto de calidad y compromiso que en gran parte de esta campaña ha brillado por su ausencia. Pelear por el título parece una quimera para el Real Betis Balompié, ya que los gallos de la competición están muchos peldaños por encima de los sevillanos. El sitio del equipo, como se evidencia en las apuestas deportivas del campeonato español, debe estar pugnando por conseguir un billete para la Liga Europa, como ya consiguió la última temporada en la que Quique Setién era el inquilino de un banquillo tan exigente como el verdiblanco.

El proyecto de Manuel Pellegrini deberá sustentarse sobre sabia buena, pero también sobre pesos pesados del vestuario y jugadores que aman al Real Betis Balompié desde la cuna. En este último grupo, sin duda, el máximo exponente será una temporada más el sempiterno Joaquín Sánchez, quien está viviendo una tercera juventud siendo el jugador más veterano de toda la Liga Santander y el segundo futbolista con más partidos en toda la historia de la competición.

Con todos esos mimbres, y con el primer fichaje ya confirmado de la era Pellegrini, los aficionados verdiblancos esperan volver a vibrar con las victorias de su equipo. Esa primera pieza llegará para reforzar la portería, sumando a la plantilla la experiencia de un cancerbero como Claudio Bravo. A sus 37 años, el chileno se presenta para vivir una de sus últimas experiencias como profesional, y sin duda, podrá sumar muchos aspectos positivos, para que este nuevo Real Betis Balompié alcance los objetivos marcados.

El estilo de juego de toque, ya no lo será tanto. El ‘Ingeniero’ propondrá una forma de encarar los partidos más vertical, con más llegadas al área, y a priori tomando más riesgos en la parcela defensiva. Estos ingredientes, harán que toda la parroquia del Benito Villamarín se divierta, y en el caso de no poder acudir al campo por motivos sanitarios, vibras desde la pequeña pantalla con el club de sus amores.

Anuncio