Print Friendly, PDF & Email

La Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, ha puesto de nuevo en marcha durante este fin de semana el dispositivo especial de control de las concentraciones de jóvenes y del uso de la mascarilla con el objetivo de contribuir al cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación de Covid-19. En concreto, durante las madrugadas de viernes y sábado, la Policía Local ha interpuesto 87 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública (botellona) y 81 por no usar las mascarillas, lo que suman un total de 168.



En una nota de prensa, añade que en el marco de este dispositivo especial, se han inspeccionado un total de 46 establecimientos, de los que diez han sido denunciados. Respecto a este control de establecimientos, entre las inspecciones realizadas destaca el precinto a las 7,45 horas de hoy domingo de un local con unas 40 personas en el interior, que se encontraban fumando y sin usar las mascarillas. La actividad seguía funcionando tras superar el horario límite de cierre y las puertas de las salidas de emergencias estaban cerradas con llaves.

Por otro lado, durante la madrugada del domingo se ha disuelto una concentración de unas 150 personas que se encontraban consumiendo bebidas y haciendo barbacoas.

Asimismo, a lo largo del fin de semana se han llevado a cabo por parte de la Policía Local 71 pruebas de alcoholemia con tres positivos, uno de ellos por drogas.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, que ha puesto en valor el funcionamiento de este dispositivo especial y el trabajo de los agentes que lo conforman, ha subrayado “la importancia de controlar el uso de las mascarillas y la concentración de jóvenes con el objetivo de evitar que el virus siga propagándose, de ahí que seamos muy rigurosos ante la situación que nos encontramos y también para preservar el derecho al descanso de los vecinos”.

Anuncio