Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- Los feriantes que han instalado unas atracciones en Valdelagrana se concentraron esta mañana, acompañados por vecinos y comerciantes, para exponer a la prensa su visión de lo ocurrido en la polémica entre los vecinos molestos por el ruido, y la falta de licencia para su montaje que llevó a ser precintadas el pasado viernes tras interponer una denuncia los vecinos.

“Hemos hecho todo lo que nos han pedido los vecinos para reducir las molestias”

Enrique Mañuz, uno de los colaboradores de la empresa y que cuenta con una atracción instalada, explica que “las atracciones son totalmente seguras, con sus revisiones anuales y son las mismas que se montan también en Sevilla, Córdoba o San Fernando, y además se ha implementado todas las medidas exigidas para prevenir el coronavirus”.



Respecto al ruido defienden los feriantes que están cerrando a las 00:30 horas de la noche, cerrando la taquilla a las 00:00 horas, tratando de reducir al máximo la música y luces. “Hemos hecho todo lo que nos han pedido los vecinos para reducir al máximo las molestias”.

“Estamos pasándolo mal”, lamentan los feriantes -con más de 20 familias dependiendo de este trabajo-, que con la suspensión de ferias y fiestas se han encontrado sin su sustento económico, e incluso algunos de ellos dependen de la ayuda que ofrece Cáritas para sobrevivir. Por ello les piden a los vecinos que han denunciado que sean empáticos con su situación, haciendo hincapié en que las atracciones son seguras, cumplen la normativa, se cumple con el protocolo anti Covid-19 y además se cuenta con la documentación necesaria para su instalación, al menos según los feriantes que apuntan a que la ordenanza municipal del Ayuntamiento recoge en su artículo 37.2 que para este tipo de atracciones la licencia es la propia declaración responsable que presentaron al inicio.

Reivindicación de los feriantes en Valdelagrana. / P.P.M.

También aseguran que los vecinos que se quejan son minoría respecto a una amplia mayoría de vecinos y comerciantes que les apoyan, ya que estas atracciones suponen un importante aliciente turístico que genera movimiento en los bares y comercios de la zona.

Lamentan también los feriantes que algunos partidos políticos hayan politizado lo sucedido respecto a la falta de licencia, ya que aseguran que cumplen con la ordenanza municipal y que todos los partidos políticos les han dado su apoyo y buenas intenciones en reuniones privadas para luego algunos hacer lo contrario públicamente “para echar mierda a otros partidos aprovechando un tema puramente burocrático”.

Por el momento las atracciones siguen precintadas, con los feriantes a la espera de alguna solución en los próximos días.

Anuncio