Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- Jornada de máxima tensión en los centros penitenciarios de El Puerto de Santa María la del pasado jueves. En el centro penitenciario Puerto II dos internos ayudándose de varias sábanas anudadas a modo de cuerda consiguieron subir hasta el tejado del Módulo 3, justo cuando se hacía la ronda de reparto de medicamentos.

Gran nerviosismo y agresividad entre los reclusos por el aislamiento por el Covid-19

Al parecer, según informan los sindicatos de funcionarios de prisiones, y por otras fuentes consultadas por El Puerto Actualidad, los hechos ocurrieron en torno a las 19:30 horas, a modo de protesta de los presos por no tener en estos momentos comunicación directa con sus familias, al estar suspendidos los vis a vis y los permisos de salida, por el confinamiento al que está sometida la población de reclusos para evitar que se expanda el Covid-19. Aunque no se descarta que se tratara de un intento de fuga que fue abortado por la rápida actuación de los funcionarios y la intervención del Jefe de servicio para conseguir convencerlos de que bajaran.

La situación fue tan grave que estuvo a punto de intervenir la Policía Nacional, que se encarga de custodiar el perímetro, pero finalmente no fue necesaria su actuación, aunque sí se optó por el encierro de toda la población reclusa para su recuento. 

Por otro lado, en Puerto III la jornada no fue más calmada, sino todo lo contrario, de mucha tensión y notándose ya los días de aislamiento a los que están sometidos los presos por el Covid-19. Además, circulando poca droga por la prisión al cortarles los vis a vis –como principal entrada clandestina de droga– y aumentando las deudas a pagar. Esto ha provocado que en varios módulos (como el 1 que es uno de los más conflictivos, además del módulo 2, 3, 6 y el módulo de mujeres), se produjeran varias peleas y trifulcas entre distintos clanes, que fueron cortadas por los funcionarios sacando a reclusos de los módulos.


La pelea más grave se dio en el módulo 6, donde los internos tenía medio arrinconados a los funcionarios que habían intervenido en una pelea, resultando herido un funcionario al ser mordido en un brazo. Las peleas continuaron por la noche, aislando los funcionarios a un total de 11 internos.

Además, en Puerto I se incautaron más de 1.000 pastillas y unas 700 dosis de transiliuns, además de 300 diazepanes y otros medicamentos no permitidos.

 

Los funcionarios reclaman más medidas preventivas y medios

Desde CSIF alertan del alto nivel de tensión que existe en estos momentos entre los reclusos por las medidas a las que están sometidos de confinamiento. Además, explican que al cortarles los vis a vis –como principal entrada clandestina de droga- muchos presos drogodependientes se encuentran muy alterados y agresivos.

En este contexto, los funcionarios de prisiones reclaman a Instituciones Penitenciarias que se aumenten las medidas de prevención en este estado de confinamiento y máxima tensión entre los reclusos. Para ello, y con el fin de evitar contagios, reclaman mascarillas y otros medios preventivos de los que actualmente carecen.

Además, los funcionarios solicitan una organización más adecuada debido a la alerta sanitaria, pidiendo más cambios de turno y así poder minimizar el contacto directo entre ellos.

Los funcionarios temen un posible contagio del Covid-19 por falta de medios de prevención, algo que finalmente podría repercutir en la falta de funcionarios de prisiones disponibles, y todo ello con los presos en un estado de nerviosismo y agresividad fuera de lo normal por las medidas de aislamiento. Recordando además, que son solo cinco días de confinamiento los que se llevan… que esto acaba de comenzar.

Anuncio