Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- El alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo, anuncia, a través de una nota del Ayuntamiento, que “el equipo de Gobierno frena la subida de impuestos llevada a cabo en los últimos años por el PSOE e IU y congela todos los impuestos y tasas municipales”.

El primer edil de la ciudad explica que el Área Económica, liderada por el teniente de alcalde Javier Bello, “está realizando un arduo trabajo para reducir en los próximos años la carga fiscal de los portuenses, que se irá haciendo de un modo progresivo”.

Beardo aprovecha la ocasión para “agradecer, tanto al equipo de técnicos de la Concejalía de Economía y Hacienda como a Javier Bello, el trabajo que están desarrollando para cuadrar las cuentas municipales y poder reducir los impuestos y tasas municipales en El Puerto; cumpliendo con una de las reivindicaciones más generalizadas entre la ciudadanía”.

Por tanto, indica Beardo “a los portuenses el próximo año no les subirá ni un céntimo de euro ni el impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), ni el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), ni la tasa municipal de entrada de vehículos a garajes, aparcamientos y establecimientos industriales o comerciales a través de las aceras o desde las vías públicas, es decir, el vado; que son los más comunes, y que repercuten directamente en el bolsillo de prácticamente todos los portuenses y en los gastos que tienen que asumir las familias”.

Se congelan las tasas municipales e impuestos como el IAE, sobre Actividades Económicas, el canon sobre construcciones, instalaciones y obras o el gravamen sobre Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, entre otros muchos impuestos y tasas que no sufrirán incremento alguno y que afectan directamente a empresarios, inversores y emprendedores. “Reducir su carga fiscal es imprescindible para lograr que haya mayor actividad económica en la ciudad y funcionará como un revulsivo para atraer nuevas inversiones”, señala el alcalde.

Beardo continúa explicado que son 34 las tasas municipales que no han sufrido variación y señala algunas de las más significativas como la tramitación de licencias urbanísticas y de obras menores, las aperturas de establecimientos, cementerio, grúa, uso de instalaciones deportivas, ocupación de la vía pública, mercado o montaje de casetas en la Feria, por citar las más habituales.

Germán Beardo explica que el equipo de Gobierno se compromete a ir reduciendo la carga fiscal de vecinos, inversores y empresarios para que así se vean beneficiados, medida que impulsará el progreso y el crecimiento de El Puerto, porque el Ayuntamiento no debe tener una finalidad recaudatoria, sino centrarse en trabajar para los portuenses velando por la organización de la ciudad. “El Puerto no puede seguir liderando el ranking impositivo de la Bahía, como ha ocurrido en los últimos años”, continúa explican Germán Beardo, “por lo que buscaremos la fórmula para reducir la presión tributaria que redunde en inversiones y buen servicio para los ciudadanos”.

Por último, el alcalde de El Puerto señala que las dos ordenanzas fiscales aprobadas por el equipo de Gobierno entrarán en vigor el 1 de enero.

Anuncio