Print Friendly, PDF & Email

“Nuestra harina El Vaporcito siempre apoya la cultura, el deporte y el arte”.

Se han estrenado recientemente películas que, aun siendo diferentes, tienen en común la lucha contra el mal y de otro lado, unas escenas de acción que llaman la atención por la capacidad de los personajes de saltar, volar, lanzarse al vacío y hacer cabriolas en el aire; o sea, vencer las leyes de la física, sobre todo la ley de la gravedad.

Acción e ingravidez

Las dos películas que hoy comento son en esencia distintas, pero se igualan en espectacularidad, luchas vaporosas y finalmente, los ‘malos’ definitivamente vencidos. La primera es una película para niños o almas cándidas: ¡Shazam! (2019), muy entretenida y que da lo que se espera de ella. La segunda, Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw (2019) es una película trepidante donde los personajes se mueven ‘qual piuma al vento’ y donde la fuerza y el afán de los buenos, acaba por imponerse a las malas artes de los villanos.

 

¡SHAZAM! (2019).

¡SHAZAM! (2019). Una tarde de sábado, en vísperas de la semana santa pasada, me fui, en mi pueblo, El Puerto de Santa María, a los Multicines Bahía Mar, en la margen meridional de nuestro río Guadalete (ya saben, el de la crucial batalla del mismo nombre); o sea, que en vez de ir a ‘comé pescaito frito con la harina de El Vaporcito’, me metí a ver “¡Shazam!”.

Ya me mosqueó un pelín ver a tanta chiquillada palomitera con los papis de compaña. Había leído con relación al film no sé qué de la magia que todos llevamos dentro, el niño olvidado que habita en nuestro interior y que habría de despertar con esta peli, ese deseo presente en nuestra fantasía de ser superhéroe, en fin, toda esa quincalla que escriben los críticos… total: “¡Shazam!” al canto. La cosa es que al ‘youtuber’ sueco David F. Sandberg le sale una cintita apañada para nenes, que no esconde que está hecha para este público.

Tiene un guión cachondón que recurre con acierto al humor en repetidas ocasiones, elude los clásicos psicologicismos ‘graves’ de los superhéroes clásicos y evita tragedias innecesarias o violencia gratuita. En cuanto al reparto está bastante acertado, con actores que encarnan con donaire circense sus roles. Buenos artificios y efectos especiales que no resultan cargantes.

Realizada la cinta en clave de parodia, resulta comprensible y entretenida para grandes y peques que pueden reír o palmotear a gusto. Película que es lo que es a las claras. Resultona y divertida, no engaña a nadie. Incluso deviene inteligente construcción cara a futuras entregas.

 

FAST & FURIOUS PRESENTS: HOBBS & SHAW (2019).

FAST & FURIOUS PRESENTS: HOBBS & SHAW (2019). El agente estadounidense Hobbs y Shaw, mercenario británico, ambos tradicionalmente enfrentados, se unen para plantar cara a un anarquista ciber-genéticamente manipulado de nombre Brixton, que tiene en su haber un arma biológica letal.

David Leitch dirige con fortuna un film para los amantes de este ‘spin-off’, que reivindica el cine de acción de siempre, actores apropiados y una ligereza fantástica en las imágenes. Persecuciones increíbles, disparos y golpes a gogó. Incluye también escenarios naturales y urbanos interesantes de Inglaterra, EE.UU., Rusia o Samoa. Buddy movie con gran ritmo que ata al espectador a la butaca. Además, la peli hace gala de unos humorísticos diálogos entre los personajes principales que se agradecen.

Excelente banda sonora original (BSO) de música hip-hop y buena puesta en escena. El reparto tiene dos principales actores con mucha testosterona: el súper forzudo Dwayne Johson, imprescindible en esta saga; y un Jason Statham de mirada que hiela. Están acompañados de la bonita y grácil Vanessa Kirby e Idris Elba, muy bien como el malo de la película, el ‘Súperman negro’.

La guinda es la presencia de la maravillosa Helen Mirren. A pesar de la abundancia de piezas en la trama, todo funciona al modo de un puzle bien encajado. En suma, esta novena franquicia de la serie ofrece al público diversión, acción que desafía los principios de la naturaleza y de rico postre, dinámica familiar. Nada más y nada menos.