Print Friendly, PDF & Email

A iniciativa de la Asociación Betilo, todos los grupos políticos de la Corporación Municipal han suscrito una moción conjunta para asumir el compromiso de desarrollar el Centro de Difusión de la Cultura del Vino Fino y encomendar a los servicios técnicos de las concejalías de Desarrollo Económico y Patrimonio Histórico el estudio de la propuesta para su ejecución.

Tras la firma de la moción, esta ha quedado incluida en el orden del día del Pleno Ordinario de Diciembre que se celebrará el próximo miércoles día 14. En la sesión intervendrá, antes del debate y votación, un representante de Betilo para exponer el proyecto.

El apoyo unánime de los Grupos a la moción hace prever que será aprobada por unanimidad, lo cual supondrá un primer paso fundamental para que el “Centro de difusión de la cultura del vino fino” llegue a ser una realidad.



Además, en los últimos días se ha recibido también una carta de apoyo de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) firmada por su director general, lo que otorga un importante empuje al proyecto. La OIV es el organismo internacional de carácter científico y técnico en el ámbito de la viña, del vino y de los demás productos derivados de la vid, por lo que su director general es la máxima autoridad mundial en la materia.

El centro se ubicará en la bodega de Cuesta ubicada en la esquina de las calles Palacios y San Bartolomé, que en la actualidad es propiedad del grupo Caballero, y que el Ayuntamiento recibirá como cesión gratuita y obligatoria en el desarrollo del Peprichye, en particular en el Área Específica de Revitalización AER-09 BODEGA CUESTA (AA•D-02) como una actuación de equipamiento público.

El Centro de Difusión de la Cultura del Vino Fino pretende conservar, mantener y poner al servicio de los ciudadanos el inmenso patrimonio cultural, tanto material como inmaterial, que la ciudad ha acumulado a lo largo de los siglos en torno a los vinos de Jerez, y en particular sobre los vinos Finos, de los que El Puerto de Santa María es la cuna, y por lo que es considerada la ciudad del vino fino.

Señalar que el objetivo es que su contenido reúna aspectos tan variados como ciencia y técnica vitivinícolas, arquitectura y urbanismo, historia, arte, sociología, gastronomía, salud, economía, etc. El proyecto inicial aspira a que el centro tenga un triple enfoque: como Centro Cultural, como Producto Turístico Cultural y como Recurso Educativo.

Este centro es una larga aspiración de un gran número de personas y colectivos de El Puerto encabezados por el Ateneo del Vino que están interesados en que la cultura del vino se conozca y se difunda. En los últimos tiempos esta iniciativa ha sido también asumida por Betilo que le ha dado un impulso importante de forma que se ha conseguido en poco más de un año de intenso trabajo elaborar un proyecto realista y atractivo que ha contado con el apoyo explícito de todos los agentes del sector vitivinícola: el Consejo Regulador de Jerez, las bodegas de la ciudad, los viticultores con viñas en nuestro término municipal y la Asociación de Empresarios. En su elaboración ha participado un grupo pluridisciplinar de personas con experiencia en el sector y con el apoyo directo de bodegas con experiencia en el sector enoturístico.