Print Friendly, PDF & Email

El Puerto se ha sumado este lunes desde el Salón de Plenos del Ayuntamiento a la celebración del Día Mundial de la Infancia con una representación de los niños y niñas de la ciudad, provenientes de distintos centros educativos que desde el Ayuntamiento de El Puerto junto al alcalde Germán Beardo y la teniente de alcalde de Servicios Sociales, Familia e Igualdad, Carmen Lara, han dado lectura a un manifiesto para “concienciarnos de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo, siempre teniéndolos en cuenta y haciendo hincapié en que ellos serán los adultos del mañana”.

Claudia del Centro Inglés, Kenji del Ceip Cristóbal Colón y Marina de Las Carmelitas han sido los encargados de leer el manifiesto donde han enumerado sus derechos y deberes, insistiendo en que “son la parte más vulnerable de toda la sociedad, pero a la vez la más importante, ya que son el presente y el futuro y deben convertirse en personas útiles para ellos mismos y para la sociedad”.

Un sencillo pero emotivo acto donde El Puerto suma además una llamada de atención sobre la situación de los más desfavorecidos y los derechos de la infancia. El alcalde de El Puerto explicó a los más pequeños el trabajo que se realizaba desde el Ayuntamiento para promover su bienestar, su protección, su crecimiento, su seguridad… Germán Beardo explicó que eran el eje del desarrollo del mañana y que, por tanto, tenían que estudiar, formarse en valores, sabiendo que el esfuerzo y el trabajo es lo único que lleva al éxito.



El primer edil de la ciudad se ha comprometido a hacer de El Puerto una ciudad más segura, impulsando el acceso a la cultura, al patrimonio, a las bibliotecas, al deporte, a seguir construyendo espacios de convivencia para que disfruten con la familia, con los compañeros, con los amigos… Para que tengan el mejor presente y futuro. Pero también les ha pedido que cuiden de su entorno y de los suyos, que digan no a las drogas, al bullying, a la violencia… Que cada día intenten dar lo mejor de sí mismos mientras nosotros seguimos luchando para transformar El Puerto en un mundo mejor.

En el salón de plenos.

Igualmente, el alcalde de la ciudad les explicaba esta mañana desde el Salón de Plenos del Ayuntamiento que esta jornada servía para que entendieran que todos los niños y niñas del mundo no tenían los mismos derechos ni oportunidades y que para eso teníamos que ser solidarios con los que menos tienen.

Este día mundial, señala el primer edil de la ciudad “nos recuerda que todos los niños tienen derecho a la salud, la educación y la protección, independientemente del lugar del mundo en el que hayan nacido. Pero también es una jornada en la que tenemos que reconocer la labor de las personas que cada día trabajan para que los niños y niñas tengan un futuro mejor: padres, profesores, administraciones, entrenadores, abuelos…” En definitiva “a los que trabajan, cuidan y protegen lo que más queremos”.

Cabe recordar que Naciones Unidas celebra este Día Mundial de la Infancia en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño que tuvo lugar en 1959 y a la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, siendo el tratado internacional más ratificado de la historia. Varias décadas después se celebran los avances alcanzados que han sido muchos, pero también se aprovecha para hacer hincapié en que todas las instituciones tenemos que aportar nuestro grano de arena para proteger a la infancia, haciéndoles partícipes de la sociedad que conforman, explicándoles sus derechos, pero también sus obligaciones, educando en valores y forjando nuevas y mejores oportunidades para nuestros hijos “que son nuestro más importante legado”.