Print Friendly, PDF & Email

La exposición Nada que ver de la artista Concha Jiménez está teniendo una muy buena acogida entre el público que está acudiendo al Centro Cultural Municipal Alfonso X “El Sabio” (C/ Larga, 89). Son numerosos los visitantes que ya se han acercado a disfrutar de este proyecto artístico que, desde distintas disciplinas, plantea una reflexión sobre la identidad virtual actualmente capaz de traspasar los límites de nuestro control y nuestra existencia. “Una exposición que nos invita a reflexionar sobre la identidad real y la virtual, la construcción de nuestros recuerdos a través del mundo digital y nuestra huella en él”, ha destacado la concejala de Cultura, Lola Campos, señalando que este trabajo forma parte de un proyecto grande y ambicioso como es “Lo insondable”.

Esta exposición, organizada por la concejalía de Cultura, se podrá visitar en la citada sala de exposiciones de la calle Larga hasta el 28 de agosto en horario de lunes a viernes de 11.00 a 13.30 horas y de 17.00 a 21.00 horas. También podrá visitarse los sábados de 10.00 a 14.00 horas.



Nada que ver es un proyecto artístico personal en curso de la artista Concha Jiménez que aborda cómo la profusión de imágenes y su multiplicación en la era digital han cambiado por completo la construcción de nuestros recuerdos. “Lo desaparecido”, eso que antes reconstruíamos apenas con dos fotografías impresas en papel, es hoy casi inabarcable; la huella digital que toda persona deja a partir de 2007 (fecha coincidente con la popularización de Facebook) es tan perdurable, que nuestro concepto de “ausencia” se ve hoy irreversiblemente afectado, ha señalado la artista.

Concha Jiménez nació en Sevilla, ciudad en la que ha vivido gran parte de su vida y donde se licenció en Bellas Artes en 2004. Se especializó en Grabado y Diseño gráfico, aunque sus intereses se extienden desde la instalación hasta la fotografía, la poesía, la literatura, la escultura y la ilustración, si bien su principal foco de atención ha sido siempre la pintura. Mientras que sus primeros trabajos destacan por su expresividad (sobre todo en los retratos), en los últimos años ha tomado una dirección más austera, consciente y contenida en la que no deja de estar presente una fuerte implicación personal. Pertenece a UAVA (Unión de Artistas Visuales de Andalucía), y a MAV (Asociación de Mujeres en las Artes Visuales). En la actualidad reside en El Puerto de Santa María donde ha encontrado un marco idóneo para la creación de una parte de su obra en la que la mar es la protagonista.  

Anuncio