Print Friendly, PDF & Email

Las pruebas de autodiagnóstico de antígenos del covid-19, de venta en farmacias, se han agotado prácticamente en el primer día de adquisición sin receta en El Puerto de Santa María, tras la entrada en vigor de la orden dispuesta en el BOE (Boletín Oficial del Estado) del miércoles 21 de julio de 2021.

La gran mayoría de establecimientos farmacéuticos visitados por El Puerto Actualidad confiesa haberse quedado sin test en las primeras horas de venta de estos, que eran muy deseados por la población. Y es que pueden permitir que los propios afectados, si presentan signos de la enfermedad o saben que han estado en contacto con un positivo, puedan hacerse el autodiagnóstico para encontrar respuestas más rápidas que en el circuito sanitario, que se encuentra masificado debido al aumento de los casos de covid-19.

Las farmacias pueden ofrecer dos tipos de test, con muestra nasofaríngea o de esputo, siendo los primeros los más deseados. El precio puede oscilar entre los siete y algo más de once euros, dependiendo del proveedor, la marca o el tipo de test.

El principal problema, como plantean en las farmacias portuenses, es que ha habido mayor demanda que oferta, teniendo en cuenta que el aumento de casos, los posibles viajes, salidas o excursiones, las reuniones familiares, las celebraciones, barbacoas veraniegas o las ganas de no quedarse en casa, hace que los ciudadanos quieran tener una cierta seguridad de no estar afectados por el covid, para no dañar o contagiar a los más cercanos.



Pero los especialistas también aconsejan no tomarse a la ligera este tipo de test, que no se deben utilizar como justificante para poder hacer cualquier tipo de actividad con total impunidad y sin cumplir las normas de higiene y salubridad, y sin tener conciencia social del alcance de la pandemia provocada por el covid-19. Por ello piden responsabilidad a los ciudadanos.

El hecho de que muchos establecimientos farmacéuticos se hayan quedado sin test no significa que haya desabastecimiento, puesto que mañana confían en volver a tener test para todos aquellos que deseen adquirirlos. No ocurre, por el momento, como en su día con el papel higiénico, que se vivió tal agobio colectivo por la falta de existencias, que se agotó durante meses.

En una farmacia comentan que un empresario del sector hostelero ha adquirido todos los test de antígenos que tenían; y en otra, varios jóvenes que se marchaban fuera han comprado las existencias de la misma. Pero aún quedan farmacias con test, por lo que, aquellos que tengan necesidad de hacerse con uno, podrán recorrer los distintos establecimientos portuenses, hasta dar con ellos. Sí es cierto que quedan pocas unidades en las farmacias en las que hay existencias.

Este mismo jueves por las calles de El Puerto. / EA

En otras, los padres preguntan por los test para poder quedarse con tranquilidad debido a la actividad de sus hijos adolescentes o jóvenes; en algunas, quien tiene un positivo en casa quiere que el resto de personas que han estado en contacto, puedan hacerse la prueba; en otras, la ciudadanía pregunta por su fiabilidad; hay quien los adquiere por tenerlos en casa “por si acaso”; otros, porque en el trabajo les exigen pruebas, pero no les pagan los test, etc.

En busca de nuevos distribuidores

Un farmacéutico del centro de la ciudad, ante la alta demanda de estos test, está buscando otros distribuidores distintos a los habituales, para ver si le pueden surtir de test, porque hay muchas personas que le han preguntado por los mismos.

A pesar de que la carrera por adquirir los test de autodiagnóstico ha comenzado muy fuerte, los profesionales del sector advierten que hay que tener mucho cuidado, puesto que si alguien acaba de contagiarse o de estar en contacto con un positivo, e incluso el primer día de la exposición al virus, estas pruebas pueden no ser efectivas, y dar como resultado un falso negativo, lo que puede ser contraproducente.

Para obtener la fiabilidad completa de este tipo de test se recomienda que la prueba se realice entre los 3 y 5 días posteriores al posible contagio.

Estos primeros días, los farmacéuticos están haciendo mucha pedagogía cuando venden los test, debido a que hay mucha duda entre la ciudadanía a la hora de realizar la prueba. Sin duda, el primer consejo es lavarse cuidadosamente las manos y sonarse la nariz. A continuación, sacar todo el pack de la caja, y sacar del plástico el recipiente en el que irá después el hisopo.

El hisopo hay que introducirlo en la nariz unos dos o tres centímetros, dando unas cinco vueltas en el interior de la nariz por cada fosa nasal, e introducir en el líquido un minuto. Y después habrá que echar varias gotas del líquido en el casete, leyendo el resultado en 15 minutos. Si es positivo, habrá que ponerse en contacto con las administraciones sanitarias, pues habrá que hacer un barrido de los contactos de la persona que ha dado positivo.

Finalmente, los farmacéuticos siguen recomendando a los ciudadanos que no bajen la guardia, no dejen de tener mucho cuidado y protección, y continuar haciendo caso a los consejos que se han seguido desde hace año y medio, como el lavado de manos, la distancia social, hacer uso de la mascarilla, etc. 

Anuncio