Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- La concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Carmen Lara, informa que la Guardería Municipal no abrirá este año el periodo de matriculación a nuevos alumnos para el Curso Escolar 2020/21.

Sobre la Guardería consta una orden de cierre desde diciembre del año 2017

Carmen Lara explica asimismo que por supuesto se mantienen los alumnos que están ya matriculados de este año y que concluirán su formación en la guardería previa al ingreso en Infantil.

Lara señala que el Ayuntamiento de El Puerto se ve obligado a tomar esta decisión transitoria que posibilite el cierre de este servicio municipal el próximo curso 2021/2022; ya que la administración local no tiene competencias en esta materia, que fueron trasladadas hace años a la Junta de Andalucía. De hecho fue en el año 2009 concretamente cuando se traspasaron las competencias de los centros de Educación Infantil desde Servicios Sociales a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, hace ahora 11 años.



Esta situación, señala Carmen Lara, “se ha venido dilatando excesivamente en el tiempo durante años sin que se tomara ninguna decisión al respecto y no puede alargarse más, ya que el Ayuntamiento está teniendo serios problemas para afrontar el pago de nóminas y todos los gastos que genera la guardería, ya que la Intervención Municipal nos advierte de que se está utilizando el presupuesto municipal en competencias impropias, cometiendo una irregularidad administrativa, lo que puede derivar en un problema de mayor envergadura, ya que no corresponde a un servicio de carácter obligatorio por lo que su realización no contribuye a la estabilidad presupuestaria ni a la sostenibilidad financiera; ya que se trata de una competencia propia de la Consejería de Educación de nuestra Comunidad Autónoma”.

Así, el Ayuntamiento de El Puerto mantendrá este año a los niños matriculados para no causar trastornos ni a los menores ya matriculados ni a las familias, pero derivará las matrículas de primer curso a los centros de la Junta de Andalucía, que además tienen plazas vacantes de sobra para ello.

Por supuesto, explica Lara, “bajo ningún concepto se perderán los puestos de trabajo de los profesionales que en este momento están asignados a la guardería, que serán reubicados cuando llegue el momento en otros departamentos municipales”.

“bajo ningún concepto se perderán los puestos de trabajo de los profesionales”

Lara señala que a lo largo de los últimos años “la guardería ha recibido distintas inspecciones y denuncias que obligan al Ayuntamiento de El Puerto a tomar una decisión contundente y sobre la que consta una orden de cierre desde diciembre del año 2017″.

La edil Carmen Lara insiste en que “para evitar males mayores este año no se ofertarán nuevas plazas para el curso escolar, pero sí mantendrá a los 26 niños de El Puerto que actualmente promocionarán de nivel (de 1 año a 2 años) y que al finalizar el curso próximo, estos alumnos pasarán al segundo ciclo de Educación Infantil en los colegios de El Puerto”.

Según Lara, “la Delegación Provincial de Educación cuenta con suficientes plazas para las matrículas en otros centros educativos públicos o concertados, que cubrirán sin problema alguno las plazas ofertadas hasta la fecha por la guardería municipal; ya que el curso pasado quedaron en nuestra localidad un total de 57 plazas vacantes, por lo que quedaría garantizada la escolarización del alumnado. Cabe destacar que durante este Curso Escolar próximo los portuenses pueden optar entre un total de 13 centros educativos públicos o concertados”. Y recuerda que “El Puerto cuenta con dos guarderías completamente públicas (La Caracola y La Sirenita) y once concertadas, aparte de las privadas, en función de la elección de las familias; en una realidad donde además la natalidad ha descendido”

Por último, Carmen Lara señala que “si bien es cierto que la Guardería Municipal se abrió en Micaela Aramburu en el año 1985, hace ahora 35 años, cuando sólo existían dos guarderías (La Caracola y La Sirenita) en aquel momento en la ciudad se puso en marcha para dar respuesta a las distintas necesidades de atención al menor como apoyo a las familias más desfavorecidas económica y socialmente, con una finalidad asistencial y educativa;  el espectro de la oferta ha variado muchísimo en las últimas décadas, dando además cabida la Junta de Andalucía prioridad a las familias más vulnerables”.