La noche fría portuense vio la Soledad ante la verdadera Cruz

Detalle de David Calleja.

Detalle de David Calleja.

EL PUERTO.- La jornada de la tarde comenzó del mismo modo que acabo la madrugá, el gris teñía el cielo comprendido entre San Joaquín y la Prioral, mientras que ambas cofradías reunían a sus oficiales en cabildo para decidir y trazar el plan para llevar acabó la estación de penitencia. La Veracruz fue la primera en tomar una decisión dado su horario de salida y, la misma fue salir una hora más tarde, de esta forma la Hermandad de la Soledad barajando sus pronósticos meteorológicos y, con este condicionante atrasó su salida en treinta minutos. Finalmente ambas cofradías pusieron sus cortejos en la calle a las 8 y 8:30 respectivamente.

La Hermandad decana de nuestra ciudad volvió a procesionar con un solo paso recogiendo en su calvario la recreación del Stabat Mater. En el corazón de sus hermanos y de los cofrades de la ciudad volvió a quedar un año más la esperanza de volver a ver a su Titular mariana bajo Palio y a San Juan Evangelista y a la Virgen del Mayor Dolor, Titulares también de la Hermandad custodiando el cuerpo inerte del Señor en la Cruz. Cumpliendo horarios teniendo en cuenta el retraso por el riesgo de lluvia, la Hermandad de la Veracruz discurrió por las calles del centro acompañados musicalmente por la Agrupación Musical de la Clemencia de Jerez. Nazarenos de color verde y blanco, cuya indumentaria refleja tiempos pasados con cola recogida y mangas de boca ancha, acompañaban a los dos titulares en una tarde de Viernes Santo que respetó la estación de penitencia de la Hermandad de la Veracruz que bendice al Puerto desde hace 514 años.

Una plaza de España abarrotada esperaba de nuevo a la Señora del Puerto. El primer tramo de la cofradía estaba caracterizado como es tradicional por la multitud de colores. Nazarenos de Borriquita, Misericordia, Dolor, Humildad y Nazareno representaban a sus Hermandades que no quisieron dejar de acompañar al Entierro de Nuestro Señor Jesucristo. Un joven cuerpo de acólitos portaban los ciriales que abrían el paso a la alegoría más significativa de nuestra Semana Santa. Los cardos, espinos y piedras del Calvario otorgaban una rudeza al paso solo rotas por los claveles y los lirios de sus ánforas. La cantera volvía a ser los pies de Las Escaleritas, demostrando de nuevo que lo que viene por detrás viene pisando fuerte. El paso del Señor lento y reposado en su caminar no dejaba indiferente, su soberbio paso de plata iluminado por candelabros decimonónicos iba exornado por lirios, ruscus y espinos, y estaba rematado por la característica urna de plata cofradiera donada en 1896 por la viuda de Portillo. Tras el Palio de respeto nos recordaba que el Sagrario se encuentra vacío por la muerte de Nuestro Redentor. Las autoridades civiles de nuestra ciudad rendían respeto a Nuestro Señor tras su paso, así como representación de la Agrupación del Prendimiento, Apostolado de la Oración y Hermandad del Carmen. Destacar que los cuerpos de la Guardia Civil y la Policía Nacional (Asociación del Santo Ángel) escoltaron los tres pasos durante todo el recorrido. Señoras ataviadas de mantilla en riguroso luto negro presagiaban la Soledad de María. El paso de Palio de la Señora del Puerto estrenaba borlones en las bambalinas delantera y trasera lo que le confería un dinamismo especial junto con el largo andar de los costaleros. La Señora iba radiante en una noche en la que al fin se pudo quemar la candeleria, verla era deleitarse por la belleza de la estampa y aunque se echan de menos sones fúnebres y un exorno floral a la altura de la Hermandad era difícil no emocionarse a su paso.

Cuando se cerraron las puertas de ambos templos, se cerraba el sepulcro con los sentimientos y los recuerdos vividos en la Pasión y Muerte del Señor en nuestro Puerto. La pesada roca que los encierra y que nos tiene a todos encerrados en la más pura nostalgia del Sábado Santo se abrirá el próximo Domingo de Resurrección para que un destello dorado nos ciegue un año más con la alegría de la Resurrección del Señor.

Que así sea.

Comentarios

Adelante Royal

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre