Sentimiento, teología, intimidad y fe; definen el Pregón de Semana Santa de Constanza Jiménez

El pregón.

El pregón.

Javier Bello.- Domingo de Pasión, último Domingo de Cuaresma, ya huele a azahar por nuestra Plaza Peral y calle Larga, las Iglesias a incienso y hemos podido ver la llegada de los pasos a sus templos, los cultos a los amantísimos titulares y las exaltaciones y presentaciones de carteles.

Llegó el momento de nuestra Pregonera, Constanza Jiménez, una mujer de fe, que la vive en la Parroquia del Carmen y San Marcos, con ganas de evangelizar cada día con su ejemplo y con su palabra.

El Pregón de está Semana Santa 2019, ha sido característico por el sentimiento portuense que Constanza ha derrochado en sus palabras, ya que hemos podido ver cómo hablaba de todas y cada una de las Agrupaciones Parroquiales y Hermandades de la ciudad, destacando su fe en Cristo y María, un pregón catequético, con alusiones al sentir de los Portuenses en general y de los cofrades en particular, con tirón de orejas incluido a esos que solo se acercan a su Parroquia días antes de la Semana Santa, porque no ha recordado la Pregonera que la Semana Santa se vive los 365 días al año, ya que es un ciclo en el que un buen cofrade siempre está inmerso.


Dolores de San Francisco, Prendimiento, Soberano Poder han sido calificados como la sal que llena los saleros que necesita la Semana Santa, además de Borriquita, Flagelado, Afligidos, Misericordia, Dolor y Sacrificio, Oración en el Huerto, Humildad y Paciencia, Nazareno, Vera+Cruz, Soledad y Resucitado, que han sido el centro del Pregón, ya que ha sabido envolvernos en el sentir de cada Hermandad de la ciudad trasladándonos desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección por cada día de la Semana Santa portuense, pasando por la Prioral, Plaza España, Carrera, Oficial, Plaza de la Cárcel, Castillo de San Marcos y un sinfín de rinconcitos de la ciudad al son de Maestro Dueñas y San Juan Evangelista, con las mayores de la oraciones, el racheo de los costaleros o el mejor silencio de los cofrades. Un pregón del corazón de una cofrade para los cofrades Portuenses, con pequeños efectos sonoros que nos recordaban la idiosincrasia de cada Hermandad y con una palabra que ha sido testimonio de fe durante todo el Pregón.

El que terminaba con los sones de La Borriquita en el escenario del Muñoz Seca, gracias a San Juan Evangelista y una pregonera entregada anunciando la pronta llegada de la Semana Santa, dónde ya pudimos ver la primera Cruz de Guía y el humo del mejor incienso.

Un Pregón con sabor andaluz y español, gracias a Maestro Dueñas que despidió la jornada con el auditorio en pie ante ambos himnos y ovaciones a la Pregonera, Constanza Jiménez, que supo transportarnos a la mismísima Semana Santa Portuense desde las butacas del Teatro Pedro Muñoz Seca.

Comentarios

Apemsa

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre