“En respuesta al Área Joven IU El Puerto”

Cierre de campaña de Vox en El Puerto.

Cierre de campaña de Vox en El Puerto.

Jesús Grandes-Melgarejo Osborne (Tribuna libre).- Tras leer la carta del Área Joven de IU El Puerto en respuesta a mi artículo titulado “¿Se equivocan?”, me gustaría agradecer a este partido el haberse tomado unos minutos para leer mi artículo y además haber respondido.

Ante todo, quisiera aclarar, que no soy representante de VOX en El Puerto, sino un afiliado que da su opinión y firma con su nombre.

Está claro que no nos vamos a poner de acuerdo, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre.

En política como en casi todo, no hay solo blancos y negros. Hay una gran gama de grises, por lo que debemos tener claras una serie de cosas. En España, durante nuestra última guerra civil, la Italia fascista y la Alemania nacional socialista ayudaron al bando nacional, y el bando republicano comenzó a utilizar el término “Fascistas” para referirse al bando nacional. Ese error, ha llegado hasta nuestros días, ya que además de fascistas extranjeros, el bando nacional lo formaban monárquicos, católicos, personas de derechas o simplemente anticomunistas, los cuales ninguno eran fascistas.

Este error hubiera sido el mismo, si por ejemplo, los nacionales llamaran “Yankees” a los republicanos, simplemente por haber recibido ayuda de brigadistas internacionales estadounidenses.

Durante el franquismo, no hubo fascismo en España. Tuvimos un régimen nacional católico, pero no fascismo.

También IU cuestiona en su carta, que el fascismo o el nacional socialismo alemán, sean movimientos de izquierdas. Creo que para ello, antes, deberían informarse de cuál es el origen de las denominaciones “derecha” o “izquierda” en política. También deberían saber, que Mussolini era socialista o que el comúnmente conocido como partido Nazi, era el Partido Obrero Nacional Socialista Alemán. Ambos anticapitalistas, ambos intervencionistas, ambos ateos. ¿No les recuerda esto algo al comunismo? Pues claro que si, puesto que la principal diferencia entre estos sistemas era el alto contenido nacionalista de uno y el internacionalista del otro, pero en el fondo son más parecidos de lo que muchos creen.

Siento mucho, que los ejemplos que utilicé en mi carta para demostrar que no somos machistas ni racistas no les sirvan a IU, pero como partido democrático que es, espero que respete y acepte que en nuestra ciudad, hay 5.337 personas que han elegido esta opción política y sinceramente, no creo que de la noche a la mañana, seamos un pueblo con tantos fascistas.

¿Creen ustedes que IU separada de PODEMOS hubiera sacado tantos votos? Yo no lo creo.

Siento decepcionarles pero ese número de votantes, ya de por sí muy importante para nosotros, puede ser mucho mayor en próximas citas electorales, ya que muchos votantes de centro y de derechas, que antes no nos contemplaban como una opción con posibilidades de obtener representación, ahora nos toman en serio y posiblemente nos voten.

Otro motivo por el cual muchos se están solidarizando con nosotros es el acoso al que estamos siendo sometidos por parte de la prensa y de la izquierda, dando a entender que no se debe aceptar el resultado electoral, llamando a la lucha desde Galapagar.

Y desde aquí, yo le preguntaría a vuestro líder, ¿Por qué  desde un partido que exhibe banderas preconstitucionales, hoces y martillos, puños cerrados y cantan “La Internacional”, se atreven a acusar de extremista a un partido que solo muestra banderas constitucionales, que no exhibe esvásticas, que no utiliza el saludo romano y no canta ningún himno fascista? Algo no me cuadra.

Para terminar, les diré que reconozco que el fascismo hizo mucho daño al mundo, pero el comunismo también hizo mucho daño, y lo malo es que lo sigue haciendo. Hemos debatido si nosotros somos o no somos fascistas y espero que con esta carta se aclare algo más que no lo somos, pero hay algo que no necesita debate o aclaración alguna y es que vosotros estáis orgullosos de ser comunistas. Estáis tan orgullosos de serlo que posiblemente no conocéis el pasado de los  regímenes comunistas (China, Cuba, Rusia, Corea del Norte…) que han criminalizado durante años a los homosexuales y que tienen más de 100 millones de muertos sobre sus espaldas. Vox siente respecto hacia los homosexuales, siente respeto ante cualquier ser humano sin importarle su condición sexual, esta idea se manipula por el simple hecho de defender la familia tradicional.

¿Quiénes serán los malos?

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre