“El Puerto y su Carmen”

La Virgen del Carmen en una edición anterior.

La Virgen del Carmen surcando el Guadalete.

Javier Bello (Tribuna libre).- El Puerto de Santa María es una ciudad con una tradición marinera de antaño, que todo porteño de nacimiento conoce. Municipio por excelencia, ligado al río Guadalete y unas jornadas maratonianas que los marineros vivían con muchos esfuerzos, dedicación y a la vez ilusión y que sin embargo sus familias con angustias y preocupaciones, pero siempre todos juntos encomendados a la Santísima Virgen del Carmen.

Los orígenes de la celebración de la festividad de la Virgen del Carmen, la hallamos en la antigua Orden de los Carmelitas fundada en el siglo XIII y extendida más tarde por toda Europa. La Virgen se le apareció el 16 de julio de 1251 al superior de la Orden, San Simón Stok, ofreciéndole el Santo Escapulario.

Ya en 1609, la Congregación acordó dedicar el 16 de julio a su Patrona, la Virgen del Carmen, celebración que en el año 1726 el Papa Benedicto XIII extendería a la Iglesia Universal. En 1901 fue declarada Patrona de la Marina Española y el reconocimiento de este patronazgo se fue extendiendo a todo tipo de agrupaciones relacionadas con el mar.

Si hablamos de El Puerto podemos hacer referencia al año 1895 cuando se iniciaba la construcción de la Iglesia de las Madres Carmelitas, ya que el padre Sánchez Marchena, arcipreste de Chiclana, mientras predicaba la novena en la iglesia de las Esclavas, exhortó a los fieles a sacar en procesión a la Virgen del Carmen por el barrio de Guía, entonces barrio de los pescadores. La iniciativa caló y posteriormente se llevó a cabo la procesión y bendición de las aguas, en el muelle de la pescadería; según nos cuenta el historiador Enrique Pérez Fernández en el capítulo dedicado a las “Ferias y Veladas” de El Puerto.

Después de este inicio de la festividad de El Carmen en nuestra localidad, todo ha ido evolucionando, pero la Virgen del Carmen siempre siguió al lado de los portuenses ciudad marinera por antonomasia y aunque en estos momentos el sector pesquero este atravesando una etapa algo convulsa, El Puerto sigue mirando al mar, y es que las aguas que bañan nuestras playas, son el principal reclamo para visitantes y turistas, principal fuente de ingresos de nuestro querido Puerto, que evoluciona según pasan los años, pero que jamás se olvida de las aguas que lo bañan, que le aportan ese frescor y ese atractivo y que lo hace el eterno enamorado de la Virgen del Carmen, esa patrona que jamás abandona a nadie que esté relacionado con el mar, quizás ese sea el motivo por el que sabemos que jamás abandonará a los portuenses.

Estoy convencido que con un Alcalde como Germán Beardo, un concejal de Fiestas como David Calleja, con el nuevo impulso de Mar Vázquez y Don Antonio Durán, la Festividad del Carmen volverá a tener todo el esplendor que de antaño y que poco a poco se fue perdiendo, pero es cierto que las ciudades y los tiempos avanzan y gracias a nuestros fantásticos puertos deportivos como Puerto Sherry y el Real Club Náutico, El Puerto cuenta con embarcaciones de recreo y deportivas. El Puerto volverá a ser Carmen y Carmen volverá a ser Puerto.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre