“Tiempo de sueños”

Es tiempo de campaña, y ya no es hora de soñar, es hora de trabajar por un presente que se nos va...

Es tiempo de campaña, y ya no es hora de soñar, es hora de trabajar por un presente que se nos va…

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu (Tribuna libre).- No son pocas las ocasiones en que he soñado con una ciudad distinta, dinámica, y ahora, en tiempos de campaña, todos son sueños. Tras más de tres años pudiendo hacer realidad mis sueños, nos encontramos con una ciudad vacía, con encanto, pero vacía… se mejora el pliego de condiciones de la Plaza de Toros, pero no hay ni oferta ni toros este verano.

Se habla de mejorar todo el sistema de apertura de comercio, un sistema que rige en otras ciudades muy cercanas, y sin embargo nos encontramos con promesas que no se cumplieron en los años anteriores, y que ahora vuelven a surgir en campaña.

Apemsa no se vendía, pero sigue en el mismo lugar, los parkings tampoco se harían, pero tenemos una ciudad paralizada por unas obras interminables… y nadie dice nada. Aquellas plataformas desaparecieron, al igual que aquellos sueños que se prometieron. Ahora, como si de un dormido dragón se tratase, como si nadie recordara ya lo dicho, vuelven a surgir temas como el comercio, como que todo va a cambiar, como márgenes remozados y llenos de vida… la pregunta, hoy, hoy que estamos aún todos despiertos es si realmente algún día dejaremos de protestar por el pasado, si miraremos hacia otro futuro que es posible, muy posible… si la gestión imperara sobre las falsas promesas.

Entramos en tiempo de campaña, y ya no es hora de soñar, es hora de trabajar por un presente que se nos va de las manos. A todos nos cansan las falsas promesas, las culpas de patio de colegio en donde se culpa siempre a otro de los fracasos, a la demagogia barata que trata de vender los errores del presente con pactos insospechados y ocultos de un pasado, que ya en su día culparon al anterior.

Yo sí tengo un sueño, un sueño basado en realidades, en el que me duermo y veo una ciudad llena de vida, con comercios útiles y dedicados al ocio, pues soñando vi miles de personas comprando en internet. Vi una ciudad llena de pequeños hoteles, y envidiosos tratando de cerrarlos porque favorecen a sus dueños y generan empleo que ya esa pagado con subvenciones… es hora de despertarse de los sueños y vivir una realidad llena de problemas, de retos y que tan solo con trabajo y amor a nuestra ciudad pueden hacerse realidad…

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre