Cae un grupo dedicado al robo en viviendas y estaciones de telecomunicaciones de Málaga y Córdoba

fotonoticia_20180528120825_470_73_73_0_0La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Zarja’, ha desarticulado una organización criminal dedicada supuestamente a cometer robos en viviendas y en estaciones de telecomunicaciones móviles en las provincias de Málaga y Córdoba. Han sido detenidas seis personas, de las que cinco han ingresado en prisión. A los arrestados se les investiga por 39 delitos de robo, hurto y daños.

La investigación se inició tras la identificación de un vehículo por parte de una patrulla de la Guardia Civil de Nerja (Málaga), el cual transportaba en su interior varias baterías fotovoltaicas y enseres de una vivienda, no pudiendo acreditar su legal procedencia, comprobándose posteriormente que habían sido robadas en una estación de telefonía y en una vivienda.

Tras detectar los investigadores la comisión de varios robos en estaciones de repetidores móviles, donde se utilizaba la misma forma de operar, los agentes abrieron una línea de investigación que dio como resultado la identificación de dos de los presuntos integrantes de esta organización, según han informado desde la Guardia Civil en un comunicado.

Esta organización, asentada en la ciudad de Málaga, se trasladaba a otras localidades para cometer los hechos delictivos, los cuales consistían tanto en robos de baterías de las estaciones de repetidores móviles, como robos en interior de domicilios situados en zonas aisladas.

Supuestamente, el grupo criminal actuaba en distintos horarios y principalmente en días laborables aprovechando la ausencia de los moradores. Una vez que se cercioraban de que la vivienda estaba desocupada, rompían violentamente el bombín de la puerta de acceso, sustrayendo herramientas y todo tipo de objetos, los cuales eran vendidos a través de su red de receptadores.

Tras tener conocimiento los investigadores de la comisión de otro robo en una estación de telefonía móvil de la provincia de Córdoba, se estableció un dispositivo policial para el seguimiento del vehículo, logrando interceptarlo en el polígono industrial Guadalhorce de Málaga.

Según ha informado el instituto armado, transportaban 12 baterías robadas de gran tamaño, que habitualmente son usadas para evitar los cortes de electricidad en las instalaciones de comunicaciones de telefonía, “con el consiguiente perjuicio para la población en caso de interrupción eléctrica, ya que supondría la caída del servicio de comunicaciones telefónicas en todo el área al que presta servicio el repetidor”.

Tras las primeras detenciones, y continuando con la investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Torrox (Málaga), los agentes practicaron tres registros domiciliarios en la localidad de Málaga, donde fueron detenidos otros presuntos integrantes de la organización criminal, todos ellos de nacionalidad española, a los que se les investiga por los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza y daños.

En total se han esclarecido 39 delitos y han sido detenidas seis personas, de las cuales cinco han ingresado en prisión preventiva, siendo desarticulada por completo esta organización criminal.

En los registros practicados fueron recuperados numerosos efectos procedentes de los robos, entre los que se encuentran televisores, teléfonos móviles, tabletas, relojes y numerosas herramientas, incluso un parapente y un carrito de bebé, así como gran cantidad baterías fotovoltaicas robadas en las estaciones de telefonía.

Esta operación ha sido desarrollada conjuntamente por el Equipo de Policía Judicial de la localidad malagueña de Vélez-Málaga y el Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Torrox – Algarrobo, con el apoyo operativo del Grupo de Intervención Rápida de la Compañía de la Guardia Civil de Vélez-Málaga.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre