Intervenidos más de 2.000 litros de gasolina para narcolanchas en Algeciras en una operación con dos detenidos

fotonoticia_20180528134908_470_59_59_0_0La Policía Nacional ha recuperado en Algeciras (Cádiz) tres vehículos todoterreno utilizados para el transporte de grandes cantidades de hachís en el Campo de Gibraltar y han decomisado más de 2.000 litros de gasolina destinados a abastecer las denominadas narcolanchas. Además, han detenido a dos presuntos miembros de un grupo dedicado a dar cobertura logística a otras organizaciones dedicadas al tráfico de drogas.

Según ha indicado la Policía Nacional en una nota, la investigación comenzó cuando los investigadores recabaron diversas informaciones que apuntaban a la existencia de un grupo, asentado en el Campo de Gibraltar, encargado de dar cobertura logística a otras organizaciones de la zona dedicadas al narcotráfico.

En este sentido, ha apuntado que concretamente se encargaban de abastecer de vehículos todoterrenos de gran capacidad de carga, que previamente robaban, y del combustible que las denominada narcolanchas necesitas para realizar los portes de droga.

Así, fruto de las pesquisas realizadas, los investigadores averiguaron el lugar donde se guardaban los vehículos robados a la espera de poder realizar la carga de la droga en los alijos. Además, comprobaron que la gasolina era transportada de madrugada en furgonetas de carga, para no llamar la atención de las fuerzas policiales.

Una vez recabados estos datos, los agentes realizaron la entrada en la nave donde se encontraban los vehículos y hallaron tres todoterrenos que figuraban sustraídos. Además, todos ellos habían sido acondicionados para la carga de los fardos de hachís, siendo retirados los asientos traseros y otros elementos para disponer de capacidad. El interior del habitáculo se encontraba lleno de arena, por lo que ya habían sido utilizados para alijar la droga.

Los agentes detuvieron a dos personas que se encargaban de la custodia de los todoterrenos, ambos con antecedentes penales, y al registro de uno de los domicilios donde se incautaron cinco teléfonos móviles, dinero en efectivo y diversa documentación.

Por otro lado, los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia sobre los vehículos utilizados para el transporte del combustible. Así, dieron el alto a dos furgonetas que transportaban un total de 2.000 litros de combustible repartidos en garrafas, constituyendo además un claro peligro para la seguridad ciudadana debido a la peligrosidad de las condiciones en que se transportaba un material altamente inflamable.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre