El hartazgo de los empresarios protagoniza el debate sobre el centro

Los portavoces de los distintos grupos municipales convocados por la Plataforma 'Revive El Puerto'.

Los portavoces de los distintos grupos municipales convocados por la Plataforma ‘Revive El Puerto’.

Lleno hasta la bandera... faltaron sillas.

Lleno hasta la bandera… faltaron sillas.

EL PUERTO.- Las Bodegas El Cortijo acogieron este miércoles, a las 21.00 horas, un encuentro convocado por la plataforma ‘Revive El Puerto’ con empresarios y vecinos de El Puerto de Santa María, y con la asistencia de los distintos portavoces municipales, ante un numeroso público que no quiso faltar a la cita y que se hizo escuchar alto y claro.

La propuesta de este encuentro giró en torno al tema “Diez medidas de urgencia para el Centro” a través de los expuestos de David de la Encina (PSOE), Germán Beardo (PP), Antonio Fernández (IU), Silvia Gómez (Cs), Carlos Coronado (no adscrito) y María José Marín (Levantemos) en sustitución de José Antonio Oliva.

Se trató de un debate, moderado por el periodista Pablo Heredia, en el que con cinco minutos desglosados en varias partes los portavoces debían exponer de forma clara y concreta las medidas e ideas para levantar el casco histórico portuense. Aunque realmente no hubo novedades de interés entre las propuestas, y fueron más los empresarios y comerciantes los protagonistas haciéndose oír –no estando esto contemplado en el debate– que los propios políticos que quedaron en un segundo plano ante el hartazgo de los vecinos que dieron un golpe en la mesa dejando en evidencia que no quieren seguir siendo ellos los que escuchen las propuestas y promesas de los políticos, sino que sean éstos los que se sienten y escuchen las propuestas de las personas que viven y luchan a diario por sacar adelante su negocio en un centro histórico a los pies del abismo, o sino ya más bien cayendo al vacío y sin freno. [Levantemos expone sus 10 propuestas para revitalizar el centro histórico]




Entre las propuesta políticas, nada nuevo que llevarse al paladar, el tan esperado, prometido y cacareado Peprichye -que por sí solo no será la salvación del centro, sino una herramienta inservible por sí sola y sin inversión a la vista-, así como también la agilización de licencias y otra serie de trámites burocráticos que en el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María se convierten en auténticas odiseas para cualquier emprendedor o simple empresario en comparación con otros Ayuntamientos como el de San Fernando, Sanlúcar o Chipiona. Y otros asuntos relativos a una polémica reconversión de Suvipuerto a modo de pseudoinmobiliaria, medidas para recuperar el atractivo para el turismo de calidad ofreciendo una ciudad más amable, o algunas medidas de cara a abordar el drama de los indigentes, o una propuesta interesante de los populares para llegar a un pacto entre todos los grupos -con una serie de medidas y a través de profesionales- para recuperar el centro y sacarlo del debate político con la idea de trazar un rumbo fijo sin bandazos según el equipo de gobierno que esté.

Tras esta primera parte del encuentro, en la que las propuestas políticas fueron perfectamente acomodadas por los vecinos y comerciantes -algunos bastante alterados- en el baúl del olvido, la plataforma de empresarios –compuesta ya por más de 300 personas– presentó una serie de medidas de cara a actuar en el centro de la ciudad y revivir como tal el comercio local y con el objetivo de “recuperar lo que una vez fue El Puerto de Santa María”. Dichas medidas fueron entregadas al equipo de Gobierno y grupos municipales quedando a la espera de que se cumplan de forma progresiva.

De hecho, hay que recordar que la plataforma cuenta con un grupo de seguimiento que se encarga precisamente de fiscalizar las acciones del equipo de Gobierno -“por ahora escasas y con poco peso”- respecto a las medidas a corto, medio y largo plazo destinadas a la mejora del casco histórico portuense. Un casco histórico que se muere sin que nadie de con la tecla, pero que en este debate habló alto y claro por encima de los políticos -y algún que otro mitin- para gritar “Revive El Puerto y no dejes que se hunda”.

El hartazgo de los empresarios protagoniza el debate sobre el futuro del casco histórico Click to Tweet

 

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre