Madrugada triste para la Hermandad del Nazareno

En la Basílica.

En la Basílica.

EL PUERTO.- Al final el pronóstico se hizo realidad. El sol que había acompañado a todas las Hermandades durante los días de Pasión, desapareció y fueron las nubes las que cubrían todo el cielo a eso de las seis de la madrugada del Viernes Santo.

Aunque la Hermandad del Nazareno se tomó una hora de receso para decidir si salía o no ante la previsión de lluvias más tarde, era muy arriesgado salir. Así que finalmente hacia las siete de la mañana el Consejo de la Hermandad del Nazareno comunicaba la dura decisión de no procesionar este año.

Alrededor de las siete y media, el pronóstico se cumplió. Las gotas cubrían de agua las calles por las que iba a procesionar Nuestro Padre Jesús Nazareno junto a María Santísima de los Dolores.

En las caras de los hermanos de la Hermandad corrían lágrimas de impotencia. Es todo un año de esperas, de preparación y sobre todo de ilusión por ver recorrer a sus Titulares por la ciudad de madrugada. Esa emoción de estar acompañando a Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores mientras que amanece poco a poco en la Bajamar; y después de procesionar por el centro, entrar de nuevo en la Iglesia Mayor Prioral con cientos de devotos esperando en la Plaza de España.

Aún así, la basílica permanecerá abierta desde las 9:00 horas para que los devotos puedan ver a sus Titulares. Y han sido muchos los fieles que acudían a eso de las doce de la mañana a la Iglesia Mayor Prioral para ver de cerca los pasos que no han podido realizar su Estación de Penitencia.

Un inevitable final que hace que los hermanos tomen fuerzas para el año que viene, en el que desde hoy rezan para que el tiempo sí les acompañe.




Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre