Un reto de gran altura

Parte de la expedicion.

Parte de la expedicion.

EL PUERTO.- No es una expedición cualquiera. La empresa Proema con José Ramón Arias y José, un negocio que oferta ocio de aventura van un paso más allá. Esta vez, han decidido enfrentarse a un importante reto, coronar el Jabl Toukbal, el pico más alto del norte de África situado en la cordillera de Atlas, que tiene nada menos que 4.167 metros de altura.

Esta es una de las montañas más exóticas del mundo ya que su principal particularidad es su lugar geográfico. El situarse en el norte de África se puede llegar a pensar que se encuentra en terreno árido y a temperaturas altas, pero no es así. Esta cordillera está nevada la mayor parte del año encontrándose a pocos kilómetros del nivel del mar y a 75 kilómetros de Marrakech.

Pero según el grupo de expedicionistas entre los que se encuentran portuenses, jerezanos, roteños, sevillanos y cacereños; no es una aventura más. Para muchos de ellos en un reto propio de superación, es adrenalina, es espíritu deportivo y sobre todo disfrute de la naturaleza y tener en sus manos la oportunidad de vencerla sin necesidad de tecnología ni de maquinaria avanzada, sino con herramientas básicas de alpinismo como arneses, piolets y crampones.



Para algunos de ellos es la primera vez que se enfrentan a algo así, como es el caso de Pepe, un jerezano de 26 años que se ha propuesto esta expedición como un reto personal. Como también explica otra de las expedicionistas, Estefanía, “es una manera diferente de conocer a gente que comparte este mismo hobbie, ya que en mi círculo más cercano no hay nadie que me acompañe a hacerlo e incluso me tachan de loca”.

Algunos de estos ‘locos por la aventura’ confirman que no conciben unas vacaciones de relax por lo que también se sienten incomprendidos. Son personas inquietas que prefieren levantarse a primera hora de la mañana los fines de semana para practicar sus deportes favoritos como son el senderismo o el barranquismo. En definitivo todo lo relacionado con estar en contacto al 100% con la naturaleza.

Entre las curiosidades de la preparación y la propia expedición, se encuentra la climatización previa y  el entrenamiento que han tenido que realizar desde que en noviembre empezaron a perfilar esta aventura. Además el ascenso a este pico lo realizarán en dos fases pasando la noche en la propia montaña, en uno de los refugios habilitados para los expedicionistas.

Los expedicionistas solo esperan que el tiempo les acompañe y puedan coronar este pico, porque ganas no les falta de sumergirse en esta gran aventura.

Un reto de gran altura Click to Tweet

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre