La Semana Santa según la familia Prieto Nieto

La Semana Santa según la familia Prieto Nieto, en un buen pregón de la Semana Santa portuense 2018.

La Semana Santa según la familia Prieto Nieto, en un buen pregón de la Semana Santa portuense 2018.

Mario Prieto Nieto durante el pregón.

Mario Prieto Nieto durante el pregón.

EL PUERTO.- Con exactitud horaria se iniciaba el rezo del Ángelus en el teatro municipal Pedro Muñoz Seca, que en la jornada del Domingo de Pasión, albergaba la celebración del anuncio de la Semana Santa portuense. El responsable del mismo era un cofrade de dilatada trayectoria y sobradamente conocido por los portuenses, perteneciente a la Hermandad de la Borriquita y de la Oración en el Huerto, Mario Prieto Nieto, es de esas personas que colaboran incansablemente desde su parroquia del Carmen y San Marcos hacia todo aquel que así lo requiera. Su presentador, hermano de sangre del pregonero, Carlos Prieto Nieto, no sólo destacó la trayectoria del cofrade, sino que presentó a un cristiano en las distancias cortas. Demostración de amor filial en cada letra y en cada silencio. Tras la figura del presentador se hallaba un pregonero que no podía contener la emoción.

Y justo pasados treinta minutos de la media mañana, tras las dos marchas interpretadas magistralmente por la banda de música portuense Maestro Dueñas, el pregonero se dirigió a la Cruz de Guía de la Hermandad de la Sagrada Oración en el Huerto, la cual presidía las tablas del teatro junto al pollino y la imagen secundaria de un niño del misterio de la Hermandad de la Borriquita, para prender de la misma una medalla que bien pudiese simbolizar un cordón umbilical que durante todo el pregón mantuvo conectados a Prieto Nieto con su fallecido padre, el reconocido y añorado portuense Curro Prieto.



De una calidad literaria como hacía años no se veía en el Muñoz Seca, Prieto desde su atril interactúo junto con los más pequeños de su familia simulando un cuento, el de la Pasión de Jesús de Nazaret según El Puerto.

Y desde la base más profunda de un cristiano, el pregonero comenzó a narrar según el orden cronológico de la Pasión, haciendo hincapié en cada asociación, apostolado y hermandad de nuestra ciudad a través de experiencias personales o pensamientos donde los valores cristianos se hacían presentes. Tres Caídas, Predimiento, Soberano o Apostolado de la Oración fueron las primeras en procesionar por las cuerdas vocales del pregonero, el cual insistía en la visión inocente de los niños. Todas y cada una de las cofradías portuenses hicieron su estación de penitencia por las tablas del teatro, pero sin duda alguna, fueron las cofradías del Miércoles Santo y la Borriquita, a las que pertenece la familia del pregonero así como él mismo, las que hicieron erizar la piel a todo el asistente. Y es que, aunque muchos fuesen los aplausos hacia el pregonero de la Semana Santa portuense, su éxito se pudo apreciar en mayor grado cuando al término del mismo eran muchísimas las miradas empañadas y muchos los silencios que finalmente explotaban elogiando el anuncio de nuestra Semana Mayor.

Asimismo, gran lección de valor cristiano y de elegancia fue el que ejemplificó Prieto Nieto, al compás de una guitarra y una flauta travesera que armonizaban el famoso poema de Machado, el pregonero tomó como ejemplo al Señor del Jueves Santo, el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, ante temas tan controvertidos experimentados en la actual Cuaresma y que tanto daño ha causado a todo el mundo cofrade en general.

Finalmente, los cofrades portuenses supieron valorar la calidad de un pregón de Semana Santa como hacía años no se escuchaba. Ardua tarea la que se le apremia a la actual permanente Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre