“Valentía y libertad”

Mariola Tocino durante el Pleno extraordinario de este martes. / P.P.M.

Mariola Tocino, ex concejala del PP. / P.P.M.

Mariola Tocino (Tribuna libre).- La conducta disruptiva es un término que alude a un comportamiento de tipo antisocial de una o varias personas “que se caracteriza por una ruptura muy marcada respecto a las pautas de conducta y valores generales o sociales aceptados, que pueden amenazar la armonía e incluso la supervivencia del grupo” a través de acciones hostiles y provocadoras que incitan a la desorganización de las actividades interpersonales y grupales.

¿Procesos participativos iguales para todos?, pero según dónde y para qué… Esto, parece ser, según leemos en los medios de comunicación locales, ha ocurrido en el seno del Partido Popular en El Puerto de Santa María. Quizás, quienes durante décadas han tomado  decisiones unilaterales, basando su elección en un currículum vacío de experiencia profesional y gestión pero a su vez, brillante en su trayectoria dentro de las filas del partido que representa, deberían oír las voces del pueblo. Una ciudadanía tediosa de una clase política que ha convertido el servicio público en su único medio de vida y ansiosa de otra forma de hacer política.

Afortunadamente, la reacción se hace notar dentro del aparato de un partido que tradicionalmente se ha definido como Familia Popular, y que ve cómo algunos miembros de esta familia se sublevan, reivindicando un proceso democrático participativo que refrende al candidato idóneo que les represente en las próximas elecciones municipales.

¿Casualidades? Los concejales y concejalas del PP que manifiestan estar en contra del proceso teledirigido por el comité del partido y que suman más de la mitad representada en el salón de pleno (no es  baladí), tienen dos valores  incuestionables en común, VALENTÍA Y LIBERTAD. La valentía que te proporciona el tener una vida profesional y laboral alejada del ámbito político y la libertad de poder expresar y reivindicar derechos que deberían ser incuestionables, y porque en su momento decidieron dedicarse al servicio público con el fin de aportar y contribuir a mejorar la sociedad. Valentía y Libertad que no se pueden permitir ciertos “estómagos agradecidos”.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre