“San Ginés muestra su apoyo a los pensionistas”

Pensionistas y jubilados

Pensionistas y jubilados protestando ante el Ayuntamiento.

AAVV San Ginés (Tribuna libre).- ¡Como que no puedo dormir esta noche! ¡Pobres jubilados, sí, y pobres mayores cargados de necesidades y amenazados, al parecer, con vivir lo que les queda de vida con estas míseras pensiones!

Con lágrimas en los ojos y cargada de razón, una señora a la que hoy he conocido en una manifestación decía: ¿Cómo voy a poder pagar luz comunidad, contribución, seguros, medicinas, IVA, etc… con lo poco que cobro?

Y añadía: con lo que cobro yo al mes no tienen ellos (políticos) ni para desayunar un día y dicen que las pensiones de subirlas na de na, ¡que somos viejos y que lo que tendríamos que hacer es morirnos ya!

La señora de la manifestación me está dando la noche. Y es que yo estaba con ella que, con tantos motivos, así se lamentaba. Y digo yo: ¿Acaso jubilarse, cargado de años de trabajo, conlleva la jubilación de gastos? ¿No es cierto que al día siguiente de la jubilación te reducen la paga a la mitad o menos? ¿Y no es cierto que no te reducen la luz, los impuestos, los medicamentos?



Un jubilado, cuando enciende la luz da igual que esté solo o acompañado, da igual que sea o no pensionista, el contador no respeta y el pisito que, con miles de esfuerzos, pasó a ser propiedad, sigue pagando la misma contribución para un habitante que para veinte.

No, no es justo y espero que los temores de la señora no se cumplan porque bastante tienen con sufrir deterioros físicos, soledad, enfermedades, para que ahora unos miserables los dejen desamparados con una pensión que si acaso les da para una mantita por los pies para calentarse o un abanico para refrescarse.

Por nuestros padres, abuelos y mayores en general, haz una reflexión el día de mañana serás tú el que te verás en esa situación, no los dejes solos únete a sus protestas para que sus voces lleguen a “ellos”, sean los que sean.

No me puedo tragar las palabras.

Hoy tenemos que estar del lado de los débiles y, en este caso, los jubilados de hoy lo son, aunque con lo que están demostrando quizás tenga que comerme estás palabras.

Ellos son los sufridores de una maldita posguerra que los privó de lo más básico, y que, para casi todos y todo fueron, una generación perdida que, no obstante, trajeron hijos al mundo, vivieron pacientemente bajo el yugo de una dictadura y lucharon hasta volver a poner en pie a España.

Hoy les toca hacer lo mismo y tú qué disfrutas de libertad, derechos y de vivir una vida mucho más tranquila no puedes dejarlos solos, no olvides qué gracias a ellos hoy puedes respirar: ¡LIBERTAD!

¡Pobres jubilados, abuelos canguros y remanso de hijos parados, hoy!

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre