La soldado que denunció agresión sexual en Antequera señala a varios compañeros con “nombres y apellidos”

fotonoticia_20180223161600_470x276_0_0_0_0_bg000El juez de Instrucción número 1 de Antequera (Málaga) ha tomado declaración este viernes a la soldado del acuartelamiento de Bobadilla, en Antequera, que denunció una presunta agresión sexual por parte de otros militares, la cual, según sus abogados, ha señalado “sin dudas a dos de sus compañeros y de manera contundente pero no con la certeza anterior a otros dos”.

Además, este viernes estaban citados como testigos cuatro militares, aunque finalmente han comparecido tres de ellos; y un civil, que también ha declarado, según fuentes judiciales, quienes han apuntado a Europa Press que por el momento no hay ningún investigado en esta causa.

La soldado hizo una primera denuncia ante la Policía Nacional el 12 de diciembre de 2017 por unos hechos sucedidos dos días antes, en la que señalaba que habría sido drogada cuando estaba en un bar con compañeros. Posteriormente, la fue ampliando conforme ha recordado detalles, aludiendo en la última del 16 de enero a la presencia de dos hombres en la habitación. Además, en la ampliación realizada el 22 de diciembre habló de otra agresión sexual sufrida en septiembre.

Según ha indicado a los periodistas el letrado de la soldado, Javier Rincón, de Rinber Abogados, la declaración de su clienta ha sido “muy satisfactoria porque se ha sentido con fuerzas como para explicar con detalles lo que ocurrió”, apuntando que “ha tenido más recuerdos” y ha dado “nombres y apellidos”. Así, ha considerado que ahora “la práctica de diligencias pasa por una citación como investigados de los cuatro soldados”, aunque es algo que tendrá que decidir el juez.

Para el abogado, “el curso de las investigaciones tanto en este juzgado como en el Togado Militar de Sevilla va a dar un vuelco”, considerando que “algunos de sus compañeros van a pasar a tener la condición de investigados”. Además, ha indicado que se sigue a la espera de las pruebas de toxicología y sobre todo de ADN y ha afirmado que cuando estén estos resultados “no va a quedar escapatoria para los responsables”.

Aunque ha destacado la importancia de la declaración de su cliente y de los testigos, ha considerado que “hay que ser respetuosos con la presunción de inocencia” y con la instrucción, instando a esperar a los resultados de las pruebas de ADN, que es “la más contundente”, ya que, ha dicho, “no podemos permitir ningún tipo de nulidad” en el procedimiento judicial.

Sobre la posible inhibición por parte del juzgado de Antequera al togado de Sevilla, que ya tiene una causa abierta por esta denuncia, ha indicado que “si las pruebas de ADN arrojaran el resultado de que hay algún civil implicado entraríamos en una cuestión de competencias”, pero ha indicado que creen que “es muy probable que el Juzgado de Antequera termine inhibiéndose” a favor del militar.

Rincón ha señalado que su clienta “ha estado muy fuerte, es una chica muy valiente, ha contestado a todas las cuestiones” durante algo más de una hora, y “aunque se ha emocionado en varias ocasiones, ha estado muy contundente y arrojando la verdad”.

Así, ha indicado que ella sigue teniendo apoyo psicológico, tanto por un profesional particular, como por parte de otro del Ejército y de la Junta de Andalucía. Además, ha dicho que “siente apego a las Fuerzas Armadas”, por lo que “es momento de aconsejarla y ayudarla”, apuntando que otras cuestiones o decisiones sobre dejar de ser militar “se verán en el futuro”.

Sobre la declaración de los otros testigos, según el letrado, han aportado “una serie de datos de carácter periférico muy importantes para dar mayor verosimilitud a las manifestaciones de la soldado”. “Salimos más cerca de la verdad de lo que entramos”, ha aseverado, apuntando que todas las declaraciones de este viernes “arrojan luz”.

Ha manifestado que “cuando la declaración de la víctima está muy protegida con testimonios de referencia le otorgan una mayor verosimilitud y hacen que cobren una fuerza tal que ahora desde nuestro punto de vista cualquier defensa quedaría fuera de juego”, al tiempo que ha asegurado que “no solo las manifestaciones de ella, sino los datos aportados por diferentes testigos arrojan una contundencia absoluta y total”.

Actualmente, aparte del juzgado de Antequera, el Juzgado Togado Militar Territorial número 21, con sede en Sevilla, tiene abiertas unas diligencias en relación con estos hechos denunciados por la soldado.

Dentro de esas diligencias, se produjo un careo entre dos soldados citados a declarar como testigos, en concreto en el marco de la causa abierta por los hechos que tuvieron lugar en septiembre. Además, también tomó declaración a otros dos testigos, en concreto al teniente enfermero y a una médico forense, dentro de la causa que investiga lo ocurrido en diciembre.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre