“Plusvalía: la mitad de la historia”

Javier Botella, concejal de Levantemos.

Javier Botella, concejal de Levantemos.

Javier Botella (Tribuna libre).- Algunos solo quieren contar la mitad de la historia y además la cuentan mal.

Las plusvalías han sido cobradas por los ayuntamientos de manera anómala porque con la antigua formula,éstas se cobrabanaun cuando no había beneficio. Esto es cierto, nadie lo niega y queremos que se legisle adecuadamente. También hay que tener en cuenta que las cifras de compra y venta, así como las tasaciones o los propios valores catastrales no fueron ajustados a la realidad. De tal modo, que existe la posibilidad de que los propios ayuntamientos, al igual que ganaron plusvalías, las han ido perdiendo injustamente. Y esta es la parte que nos cuentan mal.

Lo que debería preocuparnos es la parte que no nos quieren contar. Desde el gobierno central, el Partido Popular tiene una macro estrategia que consiste en machacar y hundir a los ayuntamientos.

Todo comenzó con las leyes Montoro, basadas en restricciones y recortes burocráticos que afectan a la administración más cercana al ciudadano; los ayuntamientos. Ahora el PP ataca directamente a su financiación.

La plusvalía es uno de los balones de oxígeno de los presupuestos municipales, y que ésta se regule desde el ejecutivo sin tener en cuenta el vacíoque van a dejar en las arcas municipales, es realmente alarmante. Por ello, es necesario que todo cambio que se lleve a cabo venga acompañado de medidas compensatorias para que los ayuntamientos puedan continuar con sus políticas sociales, que es su verdadero cometido.

Hasta ahora tenemos a los picapleitos buscando denuncias para reclamar plusvalías, al partido “naranja”,a base de`medallitas´con mociones vacías y,  un partido “azul” que, desde Mordor quiere controlarlo todo.

Estas medidas de recentralización del Estado, de recortes a la autonomía municipal tanto en sus competencias como en su financiación, son medidas que, además de ser injustas, van contra los artículos 140 y 142 de la Constitución, ésa que tanto defienden algunos solo cuando les conviene.

Sin otro particular, dejo constatada mi opinión siempre en defensa de los intereses de la ciudadanía portuense.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre