“La escopeta nacional” y el pliego de la Plaza de Toros

Real Plaza de Toros de El Puerto.

Real Plaza de Toros de El Puerto.

Alamares (Pensión Las Columnas).- “La escopeta nacional” y el pliego de la Plaza de Toros. Hace unos meses, el pleno del Ayuntamiento acordó desestimar la solicitud de prórroga del contrato de explotación de la Plaza de Toros pretendida por Beca Belmonte y Tomás Entero. Me cuentan que en la sesión plenaria hubo varias intervenciones, todas en contra de los empresarios, además de un cruce de acusaciones entre un concejal del PP y el edil delegado de plaza de toros. Parece ser que ha habido frente común en contra de Entero y Belmonte, a pesar de que este año el número de conciertos y festejos taurinos ha sido satisfactorio. Es más, ya hay quien piensa que tanto promover musicales lleva unas aviesas intenciones para dulcificar el pacto de gobierno, pues los señores de IU no son muy partidarios de la tauromaquia. Incluso los hay mal pensados que dicen que quieren convertir el coso en un “audi – toro”, donde poco a poco la melodía aniquile cualquier vestigio de corrida. Todo se andará.

Hay un consejo taurino municipal que supuestamente se encarga de asesorar al gobierno en materia taurina. Resulta llamativo comprobar que, según dice la prensa, uno de los presidentes de la plaza se posicionó en contra de conceder la prórroga a los actuales empresarios. ¿Qué hace el usía del coso opinando al respecto? ¿Se imaginan ustedes que la UTE aniquilada se presente al nuevo concurso y lo gane? ¿Va a ser imparcial a la hora de ejercer su labor sobre todo en los corrales? ¿Y las peñas? ¿Estarán devolviendo el favor al alcalde por tener la gentileza de ofrecerle las migajas de un miserable pase de callejón para las novilladas? ¿Y qué me dicen de los hosteleros? ¿Acaso no están contentos con la afluencia de público que se ha generado con los toros y los musicales? ¿Hay también algún peaje que pagar?

Analizando lo que está sucediendo con la plaza y el controvertido asunto del pliego llevado en la mañana de este jueves a pleno extraordinario, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que asistimos a una parodia a lo portuense de la película de Berlanga “La escopeta nacional”. Y es que no le falta un perejil al asunto. Recuerden aquel empresario del tardofranquismo que pagó una cacería en la finca de un marqués, con la finalidad de codearse con la clase política influyente del momento, en aras a obtener una especie de monopolio con la venta de los porteros automáticos que fabricaba. La comedia retrataba con mucho tino la realidad social de un país, que a pesar de los años no ha cambiado mucho.

En la versión portuense del filme, hay numerosas semejanzas. La finca de los marqueses de Leguineche es el callejón de la plaza. Sólo hay que echar un vistazo en los festejos agosteños para ver a nuestro particular marqués dejándose ver y querer por el señor Canivell. Y más que una cacería, parece ser que ha habido algún que otro tentadero, para contentar a la nobleza. Sólo falta la colección de vello púbico de adolescentes que atesoraba con mimo el marqués, que podríamos cambiar por una colección de cabellos pues con la que se avecina a nivel judicial a más de uno se le va a caer el pelo, incluso al marqués, aunque no tenga pedigrí. No falta ni el hijo onanista del marqués, aunque en nuestro caso, se cuentan a pares, pues más de uno, con el esperpento de espectáculo está disfrutando como un “o-n-a-n-o”. En el adefesio hay que añadir una nueva querella que anuncia Beca Belmonte contra técnicos municipales, a los que acusa de falsear documentación del contrato de la plaza. Y a mayor abundamiento, la asociación que aglutina a los empresarios taurinos ANOET ha declarado en la afamada revista Aplausos que el pliego de El Puerto es “temerario y lesivo para el sector”.

El asunto pinta mal. La batalla judicial está servida, pues según mi amigo Tano, la empresa rescindida ha empuñado el hacha de guerra, y tiene trabajando a su equipo jurídico para demandar a todo hijo de vecino. Entre tanto disparate, la vecina Chiclana ha programado los mejores conciertos del momento para julio y agosto. Y lo peor es que me sopla mi buen amigo, que Beca y Entero tienen un as debajo de la manga que podría poner en peligro la temporada taurina 2018, haya o no haya pliego -que finalmente sí- y nuevo concesionario. Al tiempo.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre