“La incógnita de los terrenos de Visteon”

Ex trabajadores de Visteon protestando a la entrada de Plasticur en enero de 2014. / P.P.M.

Ex trabajadores de Visteon protestando a la entrada de Plasticur en enero de 2014. / P.P.M.

La venta.

La venta.

Rafael Roales (Tribuna libre).- El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, cuando gobernaba el PP, sacó a la venta los terrenos de Visteon mediante concurso público. La única oferta presentada, según se recoge en el acta del Ayuntamiento con fecha 16 de mayo de 2013, fue la de Plasticur Reciclado S.A., que según se conoció poco después, no cumplía con los requisitos de solvencia exigidos en el pliego de condiciones.

Hay que recordar que uno de los requisitos del pliego era el referido a la media anual en los tres últimos ejercicios, necesitándose una cifra de negocios de, al menos, 4.000.000 euros. Plasticur aportó las cifras de dos ejercicios, 2010 y 2011, con importes en el epígrafe 1 de la Cuentas de Pérdidas y Ganancias de 0,00 euros en ambos años, lo que arrojó una media de los tres últimos ejercicios de 0,00 euros. Por tanto y siendo esta la única oferta presentada -y sin cumplir con el pliego- se declaró desierto el concurso.

Curiosamente, al mes siguiente, el Ayuntamiento hizo pública la firma de la venta de los terrenos de Visteon con el entonces alcalde Enrique Moresco, el presidente de Impulsa y Plasticur Reciclados S.A. Resulta igualmente curioso que en el plazo de un mes una empresa sin actividad pudiera subsanar todas las deficiencias que incumplía en el pliego de condiciones. Sin olvidar que este empresario, con más empresas en El Puerto y en Galicia, tenía subvenciones entre todas sus empresas de más de 40.000.000 euros; de los cuales 25.000.000 euros se reflejan en el B.O.E del 27 de diciembre  de 2011, más otras subvenciones también muy cuantiosas entre otras del Plan Reindus y para otros distintos proyectos.

Detalle del Boletín Oficial del Estado, a fecha 27 de diciembre de 2011, con diversas subvenciones concedidas.

Detalle del Boletín Oficial del Estado, a fecha 27 de diciembre de 2011, con diversas subvenciones.

Finalmente, la venta de los terrenos se firmó con una serie de acuerdos, como la famosa creación de 100 empleos directos con una sanción de 10.000 euros por cada empleo no creado. Pero con el tiempo quedó patente que este empresario no solo no cumplía con los requisitos de solvencia para la compra de los terrenos, sino que aún hoy sigue sin cumplir con los compromisos con el Ayuntamiento. Ante lo cual se creó una comisión de seguimiento de antiguos trabajadores de Visteon, Ayuntamiento y sindicatos, que requirieron al empresario en varias ocasiones -y sin éxito- el cumplimiento del contrato.

Llegamos así a marzo de 2015. Viendo la presión que estaba sufriendo Plasticur Reciclados para el inicio de su actividad, decide convocar dos cursos de formación de 25 personas cada uno como requisito para optar a un puesto de trabajo. Pero una vez concluido los cursos la empresa siguió sin iniciar actividad alguna. A esto se le llama jugar con la ilusión de los ya desesperados trabajadores en paro.

En enero de 2016, el gobierno sienta a Plasticur Reciclados y sindicatos para revisar el proyecto empresarial. La Comisión contó con los representantes de la empresa Plasticur y los responsables sindicales de CCOO y UGT, así como varios ex miembros del comité de la extinta Visteon. También estuvo presente el gerente provisional de Impulsa, Miguel Ángel Zarzuela, la gerente de la Agencia IDEA Rosa Mellado y el director del Parque Tecnológico TecnoBahía, Manolo Simarro. Mientras que por parte del gobierno acudió el alcalde David de la Encina, el delegado de Urbanismo y Patrimonio Antonio Fernández, y la por aquel entonces responsable de Fomento y Empleo María José Marín.

El equipo de gobierno manifestó -según recoge la prensa del día- que a la vista de los evidentes retrasos que arrastra el proyecto desde 2013 “hemos instado a la empresa Plasticur a presentar un plan de viabilidad en un plazo de 15 días”, según apuntó el alcalde David de la Encina, quien además aseguró que a partir de entonces se trabajaría para próximos encuentros de cara a dar una solución definitiva al problema.

Pues bien, después de esperar más de cuatro años a que Plasticur inicie una actividad, la única actividad conocida supuestamente es la presentación de documentación para recibir subvenciones, siendo unos terrenos comprados con dinero público al entonces gobierno del PP, con cuanto menos una dudosa documentación, y con la pasividad actual del gobierno local liderado por David de la Encina (PSOE).

Y llegamos a 2017. Actualmente las empresas están cerradas, algunas no llegaron a realizar ninguna actividad, y las que iniciaron alguna actividad dejaron de pagar las nóminas, quedando los pocos trabajadores en el paro. Por lo que, sin noticias del “plan de viabilidad en un plazo de 15 días” del Ayuntamiento, y sin noticias del empresario; la pregunta es obligada: ¿Y las subvenciones…?

'La incógnita de los terrenos de Visteon' Click to Tweet

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre