“Yo no soy de los que esperan. Yo salgo a la calle y hago”

Juanjo Macías durante el encuentro. / P.P.M.

Juanjo Macías durante el encuentro. / P.P.M.

EL PUERTO.- El actor Juanjo Macías protagoniza las segundas jornadas de ‘Encuentros de la prensa con…’. En el evento, que estuvo marcado por las risas y el buen ambiente, el actor aseguró sentirse emocionado y habló de sus inicios y de referentes que le han marcado, como el director de teatro Paco Teja.

Brillante, simpático e ingenioso. Para todo tenía una respuesta (y por supuesto una salida), y en un momento, sin apenas proponérselo, Juanjo Macías hizo magia. Nada de ilusionismos ni prestidigitación. Los que ya lo conocen saben que él es mucho más que eso y que, en solo un momento, sorprende al convertir lo ordinario en una cita con mucho más encanto (de esas que uno no se quiere perder por nada del mundo y por las que se es capaz de postergar una reunión, e incluso retrasar un tren).

Él está lleno de energía positiva y con ella el actor empapó ayer el patio del bar-restaurante Zaccaría (C/ Luna, 17), el lugar donde se celebró la segunda edición de Encuentro de la prensa con… Durante todo el evento Macías se mostró muy emocionado ya que, en este lugar, donde en cada rincón se realiza un homenaje a El Puerto, el actor recordó sus inicios. Especialmente se sintió conmovido ante un cuadro de Pedro Muñoz Seca, autor del que ha interpretado muchas obras, y que irremediablemente le recordó a Paco Teja (el ya desaparecido director de teatro), para quien el actor en todo momento tuvo palabras de cariño y admiración. “No hay función en la que no me acuerde de Paco y de mi padre”, confesaba. “Antes de empezar, cuando se apagan las luces, me da el subidón. Me acuerdo siempre de ellos dos”.

La velada dio para mucho, y aparte de sus 25 años de trayectoria profesional -que sin duda da para dos o tres encuentro más- en el evento se trataron una gran diversidad de temas: desde el carnaval (Macías es sobrino del autor Diego Caraballo), hasta la situación actual del teatro (donde el actor aseguraba que el gremio está desbordado por lo problemas internos y externos), pasando por la ficción española actual e incluso por el cabaret. “Hoy nos lo tapan todo. Nos imponen las cosas como borreguitos. El teatro es muy necesario para quitarnos la venda, y opino que la manera de hacerlo es con el cabaret”, explica el actor que en la actualidad ofrece clases de este género en la escuela de danza Paso a Dos. “El cabaret es descarado y socarrón. Es algo que se tiene que recuperar”.

Macías es un torbellino y nunca para. Lo mismo es sastre y modisto (en la serie Allí Abajo interpretar a El Pespunte), que el personaje más malo del mundo (muchos aún se siguen asustando cuando recuerdan a Desastre en la Banda del Sur), o te monta un espectáculo y te presenta una gala. Ha trabajado con los grandes (Héctor Alterio, María Galiana, Salvador Távora, Sonsoles Benedicto) y él también lo es. “Llegar arriba es muy fácil. Lo difícil es mantenerse. Estoy orgullosísimo de poder vivir de mi trabajo. Yo soy de los que salgo a la calle y me muevo. Yo hago. No me quedo en mi casa esperando”.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre