“Por una auténtica iniciativa de unidad popular en la ciudad”

Estamos a año y medio de unas nuevas elecciones municipales en El Puerto. / P.P.M.

Estamos a año y medio de unas nuevas elecciones municipales en El Puerto. / P.P.M.

José María Rueda Santiago (Tribuna libre).- En los últimos años han proliferado  varias  asociaciones en torno al Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de El Puerto. La legítima reclamación de derechos sociales por parte de la ciudadanía es, a menudo, mal vista por sectores populares, y a veces con razón, pues el «buscavidas» ha encontrado  en éstas asociaciones plataformas y colectivos, un espacio donde arrimarse en busca de intereses particulares, a costa de la buena fe de la mayoría.

No es menos cierto el rechazo a los colectivos que suscitan esta diversidad, que, a veces se convierte en rivalidad entre clanes. Sí, hay que luchar por bienes comunes y derechos, flaco favor hace al ciudadano esta «Atomización» de luchas sin coordinación, ni orden ni concierto.

En El Puerto, se hace evidente, la necesidad de una candidatura ciudadana dispuesta a empezar de nuevo prescindiendo de viejos actores resabiados y prepotentes, a todas luces obsoletos, viciados y en  un bucle de rencillas enconadas que hacen inviables la altura de miras necesaria para un fin común.

Hay que entender que obtener una representación en el Consistorio no es sinónimo de mejora en las condiciones de vida de los más necesitados del municipio, sino que a veces lleva a todo lo contrario. A la historia más reciente, me remito. Como mucho, se podría aspirar a usar las instituciones como punta de lanza de un movimiento ciudadano libre de todo lo anteriormente citado, y de verdad pluralista y no direccionado por nada que no sea una asamblea legitima sin injerencias partidarias y/o oligárquicas. Se necesita mucha inteligencia colectiva para superar  estas viejas dinámicas.

Si fuéramos capaces de articular, en torno a los ayuntamientos, luchas, pero conscientes de las limitaciones  de las instituciones, prescindiendo de falsas expectativas, y no como individuos, sino como colectivo amplio y diverso, entonces, nuestros adversarios políticos, los profesionales de la política y los franquiciados de siglas  tendrían un rival al que temer y respetar.

Se está gestando una nueva iniciativa y quienes estamos comprometidos con ella, nos vamos a dejar el pellejo, porque confiamos en nuestro colectivo y en las intenciones de los nuestros. Es un aviso a navegantes, para que se vayan uniendo a nuestra flota.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre