La hermandad del Carmen homenajea a Antonio Ares Otero

El homenaje, con la presencia del alcalde David de la Encina.

El homenaje, con la presencia del alcalde David de la Encina, Mar Vázquez, Antonio Ares y su mujer Juana.

EL PUERTO.- La hermandad de Nuestra Señora del Carmen, dirigida por Mar Vázquez Parra, celebró este domingo el Día del Hombre del Mar, una de las citas más tradicionales relacionadas con la gente del mar, y que en esta ocasión se centró en la figura de Antonio Ares Otero.

El Día del Hombre del Mar comenzó en la parroquia del Carmen y San Marcos a las 13:00 horas, con la celebración de una eucaristía oficiada por el párroco de dicha iglesia y director espiritual de la hermandad de Nuestra Señora del Carmen, Antonio Durán. Y tras la eucaristía se procedió al homenaje a Antonio Ares Otero y el tradicional almuerzo de convivencia.

Antonio Ares, armador y marinero onubense con corazón portuense tras 32 años en la ciudad, es un hombre de 74 años dedicado en cuerpo y alma a la mar desde los 9 años, siguiendo la senda de su familia y porque “en aquel entonces no había dinero para estudiar o hacer una carrera”, explica el propio Antonio.

Su primer barco en el que se enroló fue el “El Gadin”, trabajando en la costa de Huelva, aunque también ha faenado mucho por Marruecos para la sardina. Actualmente sigue dedicando su amor a la mar a través de su barco de pesca ‘El Tonino’.

“En la mar se echa mucho de menos a la familia que espera en casa, es realmente la que más sufre, porque el que está en la mar ya sabe a lo que va y a lo que está expuesto, como las tormentas que muchas sufrí”, recuerda Antonio de sus largas temporadas enrolado en los barcos de pesca… tiempos en los que no existían los móviles y la comunicación con la familia y amigos se hacía imposible hasta pisar tierra.

Hombre muy religioso, Antonio precisamente explica que “en esas noches de tormenta en alta mar es cuando más me acordaba de la Virgen del Carmen”. Una Virgen que también le hacía más llevadero el duro y monótono trabajo en la mar, “aunque a pesar de ello engancha”. Y tanto es así que los dos de los hijos de Antonio también se han dedicado a la mar, siguiendo la senda que su padre abrió décadas atrás. La tradición continúa… y la mar siempre llama.

La hermandad del Carmen homenajea a Antonio Ares Otero Click to Tweet

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre