“¿Mociones al pleno por gratitud?”

La concejala del PP, Consuelo Lorenzo, en una de sus intervenciones a colación de los 9 millones euros en reparos de la vice interventora municipal (al fondo, junto al alcalde). / P.P.M.

La concejala del PP, Consuelo Lorenzo, en una de sus intervenciones en un pleno. / P.P.M.

Consuelo Lorenzo (Tribuna libre).- La incompetencia del Gobierno local portuense no tiene límites. No hemos salido aún de la perplejidad que ha causado el sainete escenificado en estos días, por el que los concejales, curiosamente, de Economía y Participación Ciudadana, los dos de IU, denunciaban que no podían sacar adelante los llamados Presupuestos Participativos por culpa del resto del Gobierno, pertenecientes al PSOE, acusándolos directamente de no trabajar y de falta de lealtad y compromiso, cuando nos encontramos con un nuevo y llamativo despropósito del bipartito.

En el orden del día del próximo pleno municipal no se propone por el equipo de Gobierno nada en relación a los presupuestos, ni los del 2017, ni los del 2018; nada en relación al Preprichye; nada en relación a la limpieza de la ciudad o su rehabilitación… Hay muchos asuntos graves y urgentes para la ciudad, pero ninguno de ellos se eleva al pleno. Lo que se propone por el equipo de Gobierno es que “se muestre públicamente el apoyo del Excmo. Ayuntamiento a D. Juan Clavero Salvador ante los hechos en los que se vio involucrado el pasado  26 de agosto”. Es decir, se pide a la Corporación municipal que públicamente apoye a un Sr. que fue detenido en un control por la Guardia Civil por supuesta posesión de drogas. Inaudito e inconcebible.

Esto, por mucho que los Sres. del bipartito se empeñen, no es un asunto municipal, esto es un asunto privado del Sr. Clavero con la Justicia y solamente le atañe a él. De hecho, se resolvió a su favor en pocos días, ojalá la Justicia fuera igual de rápida siempre. Pero ni los hechos ocurrieron en El Puerto, ni nada tienen que ver con El Puerto, ni con los portuenses, ni con su Ayuntamiento, ni tienen trascendencia pública como para que la Corporación municipal le dedique tiempo a esta cuestión. Cuestión absolutamente privada, que si fuera apoyada sentaría, además, un mal precedente porque entonces cualquier asunto similar, en justicia y reciprocidad, habláramos del Sr. Clavero o de cualquier otro vecino de la ciudad, también debería ser elevado al pleno municipal para su adhesión.

Si el equipo de Gobierno quiere con este gesto rehabilitar el buen nombre de alguien que ha sido acusado falsamente de un delito, entonces debería empezar por el Sr. Pérez Lorenzo,  ex Consejero Delegado de Apemsa, a quien, precisamente el Sr Clavero y otras dos amigas suyas, acusaron de un delito de prevaricación, hechos por los que tras dos años han recibido, finalmente, una condena por intromisión en el honor del Sr. Pérez. Y podría continuar por los Sres. Candón, Moresco, Montero y Cauqui a quienes también se les imputó unos hechos delictivos que finalmente tampoco resultaron ser tales, siendo archivada la causa tras otros dos años de calvario judicial para los acusados. Estos hechos sí ocurrieron en El Puerto y sí son de trascendencia municipal y pública.

Fue un intento de manchar la reputación de unos portuenses que formaban parte del grupo municipal del Partido Popular. Eso sí que fue una auténtica persecución política, por la que ninguno de los responsables, instigadores o beneficiados se ha disculpado nunca y por la que el actual Gobierno municipal solo mostró interés mientras estuvo abierta la causa para, vulnerando el derecho a la presunción de inocencia de los acusados, atacar al Partido Popular. Una vez archivado el asunto y condenados por intromisión en el honor los acusadores, el bipartito ha guardado un silencio absoluto.

Ni siquiera la Sra. Roselló, Concejala del bipartito y miembro del mismo Consejo de Administración de Apemsa  junto con los Sres. Candón, Moresco, Montero, Cauqui y Pérez, quien  optó por la abstención en esa misma votación que llevó a sus compañeros de Consejo al banquillo de los acusados, ha dicho una sola palabra de solidaridad con ellos. La Sra. Roselló, pese a no votar en contra, se libró oportunamente de la acusación y, mientras calla por la ofensa a los miembros del Partido Popular, solicita, junto al PSOE, el respaldo de toda la Corporación municipal para el Sr. Clavero por un asunto privado, que sólo a él le concierne y que ninguna relación tiene que ver con el Ayuntamiento de esta Ciudad. ¿O sí?

¿Justicia?  ¿Gratitud?  ¿Intereses particulares o partidistas?  Que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre