“Abrir un local o la odisea en el espacio”

El Puerto de Santa María ofrece muchos atractivos para emprender con un nuevo negocio. / Bellido.

El Puerto de Santa María ofrece muchos atractivos para emprender con un nuevo negocio. / Bellido.

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu (Tribuna libre).- El principal ingrediente para la apertura de un nuevo negocio es la Ilusión. Cualquier persona, sea joven, mayor, madura, en compañía, en solitario… o como sea, lo primero que hace con su proyecto es ilusionarse, luego llegan los sueños, los miedos, la inseguridad, las valoraciones, y finalmente, la valentía de hacerse autónomo y comenzar su aventura.

Para ello, los ayuntamientos de las ciudades disponen de técnicos, asesores, defensores, organismo, departamentos y multitud de medios para allanar la singladura que está a punto de acontecer. Luego, iniciados los trámites, y habiendo confiado en las facilidades, comienzan las desilusiones, la amargura y la desesperación.

La primera descarga viene cuando se inicia todo y se pide la licencia, ya sean con informes o sin ellos, la tasa no solo se dispara en algunos casos, sino que los tediosos trámites se comen los ahorros de quien alquiló un local para abrirlo en uno o dos meses. Cierto que no todos los casos son iguales, cierto que no todas las aperturas tardan lo mismo, pero cierto, y muy cierto es que es preferible abrir un negocio en Logroño que en una ciudad que confunde los términos más básicos del derecho administrativo.

Todas y cada una de las Tasas municipales son TASAS, no es un impuesto, no pueden ser tratadas con afán recaudatorio, sino para resarcir la labor de los técnicos municipales. Y piensen por un momento cada cual, qué coste, qué esfuerzo humano, qué despliegue de medios supone para el ayuntamiento conceder una licencia… cómo se pueden justificar los 400 o 700 o los 2.000 euros, o incluso los 7.000 euros que se pueden llegar a pagar por una Tasa de apertura.

Sin irnos mucho más lejos, en otros ayuntamientos las licencias, ni por asomo llegan a esas desorbitadas cantidades, cambiar de nombre puede suponer en CADIZ una simple comunicación y cincuenta euros. Mas sensato sería ir contra la ley, que prohíbe gravar este tipo de licencias, y crear el IMPUESTO DE APERTURAS, pero ¿Tasa?… Y si el afán es recaudar, que los técnicos se dediquen cada año a inspeccionar cada negocio, por si siguen reuniendo requisitos, cobrando por dicha visita. Pero eso sí, mucho más jugoso resulta llegar a los presupuestos convirtiendo una tasa en un impuesto.

El día que los ayuntamiento comiencen a gestionar ciudades en lugar de a sangrarlas, comenzaremos a generar riqueza, abrir un negocio será una ilusión, que podrá triunfar o no, pero que hará que más ciudadanos se planteen iniciar actividades, más se darán de alta, y algunos incluso contratarán a gente. Los locales cerrados se alquilarán, los dueños de fincas podrán invertir en adecentar las fachadas de los edificios alquilados, se pagarán impuestos, y sobre todo, sobre todo, se recuperará la ilusión.

Ley de economía sostenible, 2/2011 que en su apartado de Licencias estableció lo siguiente:

Sección 2.ª De los supuestos de licencias locales de actividad

[Bloque 70: #a41]

Artículo 41. Modificación de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

Se modifica la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, en los siguientes términos:

Uno. Se añade un nuevo artículo 84. bis con la siguiente redacción:

«Artículo 84 bis.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, con carácter general, el ejercicio de actividades no se someterá a la obtención de licencia u otro medio de control preventivo. No obstante, podrán someterse a licencia o control preventivo aquellas actividades que afecten a la protección del medio ambiente o del patrimonio histórico-artístico, la seguridad o la salud públicas, o que impliquen el uso privativo y ocupación de los bienes de dominio público, siempre que la decisión de sometimiento esté justificada y resulte proporcionada. En caso de existencia de licencias o autorizaciones concurrentes entre una entidad local y alguna otra Administración, la entidad local deberá motivar expresamente en la justificación de la necesidad de la autorización o licencia el interés general concreto que se pretende proteger y que éste no se encuentra ya cubierto mediante otra autorización ya existente.»

Dos. Se añade un artículo 84 ter con la siguiente redacción:

«Cuando el ejercicio de actividades no precise autorización habilitante y previa, las Entidades locales deberán establecer y planificar los procedimientos de comunicación necesarios, así como los de verificación posterior del cumplimiento de los requisitos precisos para el ejercicio de la misma por los interesados previstos en la legislación sectorial.»

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre