“Simplemente Ruibal”

Javier Ruibal ha sido galardonado con el Premio de las Músicas Actuales 2017, en un nuevo reconocimiento.

Javier Ruibal ha sido galardonado con el Premio de las Músicas Actuales 2017, en un nuevo reconocimiento.

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu. “Amanece que no es poco”.

Joaquín García de Romeu (Tribuna libre).- La primera vez que escuché su nombre fue hace mucho, bueno, tampoco tanto, cuando en el instituto una amigo me comentó que su padre le tenía alquilado un chalet a un musico, pensé que no debía ser muy conocido, ya que jamás había oído hablar de él. [Javier Ruibal recibe el Premio de las Músicas Actuales 2017]

No pasó mucho tiempo cuando Faelo en una de aquellas conversaciones que manteníamos, y en las que le enseñaba al maestro mis torpes ripios, me habló del Ermitaño, y de las tertulias de la calle larga, en donde volví a escuchar su nombre.

Como me contó una vez mi tío, su padre sentía un encomiable orgullo cuando lejos de El Puerto, en alguno de los viajes, veía una botella de algún producto de Caballero, ensanchaba el pecho y alabando las virtudes de sus caldos defendía la marca y su Puerto como si suya fuera la bodega (aunque me consta los años que le dedicó, así como el cariño mutuo y correspondido). Esa misma sensación sentí yo, cuando en alguna de mis jornadas de ocio juvenil, en un pueblo veía un cartel con su cara anunciando un concierto. Como si lo conociera de toda la vida, presumía que ese artista era de El Puerto.

Ya en aquellos momentos comencé a escuchar lo que recitaba con su guitarra, comprobando que había mucha más gente cercana a mí que compartía lo mismo que ya pensaba. En alguna que otra ocasión me crucé con él, siendo la mejor en el barrio de la Viña en uno de esos miércoles de Carnaval que nada tienen que ver con el fin de semana.

Pensándolo bien, sin querer, comenzó a formar parte de la forma de pensar de muchos portuenses, y su nombre, vinculado al de esta ciudad, está igual de vinculado que el nombre de El Puerto al suyo, siendo inconcebible pensar en uno sin el otro. Una simbiosis perfecta de notas azules y saladas que se abrazan sacando melodías a esta guitarra de una sola cuerda que muere en los espigones buscando su Cádiz, alguien, que como su propia música se confunde con el paisaje, forma parte de nuestras vidas sin exigir nada a cambio, sin buscar un protagonismo merecido, sin reproches y amable que sonríe en todo momento.

Lamentablemente, aún hay gente en esta ciudad que ni sabe ni quiere saber, que ni conoce ni sabe cómo influencia en su vida la banda sonora de su ciudad, una banda sonora plagada de vino y besos que abraza una aurora llena de sueños. Gracias por hacer de El Puerto la Dama de tus días. Y Enhorabuena por un reconocimiento merecido y en vida. Un abrazo…

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre