La Policía de Barrio como eje fundamental en la prevención del incivismo

La ponencia.

La ponencia.

EL PUERTO.- Las Jornadas Vecinales de la Flave, “Cuidar nuestra ciudad es responsabilidad de todos/as”, se iniciaron el viernes 29 de septiembre,  con la inauguración a cargo del alcalde David de la Encina y la concejala de Participación Ciudadana, Matilde Roselló, contando con la presencia del concejal de Policía Local, Ángel María González y la concejala de Educación, Ana María Arias; así como concejales de la oposición, del Partido Popular y  Ciudadanos, y la participación de  unos 80 vecinos/as.

Tras ello, se proyectaron dos vídeos, uno de los cuales mostraba los deterioros y desperfectos existentes en toda la ciudad, y el otro, los logros obtenidos por el movimiento vecinal.

Seguidamente,  tomó la palabra Pablo Cumbreras, coordinador de la Policía de barrio de San Fernando, quien explicó, que dada la situación en que se encuentran las ciudades, con una alta tasa de incidencias de todo tipo (delincuenciales, incívicas y vandálicas), la presencia policial en la calle es un elemento determinante para disminuir la inseguridad y ofrecer tranquilidad a los/as ciudadanos/as, además de establecer una relación de cercanía con la población.

Pero la Policía de Barrio busca mucho más que una simple presencia policial.  En el caso de San Fernando, la ciudad está dividida en 6 sectores  y se ha asignado a cada sector una pareja de agentes locales que van a pie, se presentan en los comercios, a las distintas asociaciones vecinales y les facilitan un correo electrónico donde cualquier ciudadano puede enviar las incidencias que observe.  La coordinación del Grupo de Policía de Barrio será quien se encargue de velar porque estas incidencias se atiendan y de canalizarlas a través de las distintas concejalías para facilitarle al ciudadano que puedan resolverlas sin tener que denunciar personalmente. La policía de barrio con la información obtenida actuará de manera preventiva intentando disuadir la incidencia y si el caso persiste se llega como última instancia a la sanción, cosa que en el año y medio que lleva la policía de barrio en San Fernando no ha ocurrido con 9.700 incidencias reportadas, de las cuales el 80% se han resuelto.

La figura del Policía de Barrio, se convierte en la persona de referencia con la que se puede charlar, educar, actuar de manera responsable, y con la autoridad que les otorga el ejercicio de su cargo. El policía del barrio es conocido por su nombre, estimado y valorado por el buen trato que da a las personas que conoce, desmitificando el policía que solo sanciona. Por ello,  “cualquier persona no puede ser policía de barrio, debe tener un carisma que permita la sociabilización con las personas”.

En definitiva, la presencia policial uniformada en la calle se ha demostrado ser el sistema más eficaz para reprimir la delincuencia; además, el auxilio al ciudadano, por parte de la policía de barrio, se transforma en algo más personal, más humano, más íntimo y más real.

Desde la Flave consideran que, tras la exposición sobre la Policía de Barrio, pese a ser un tema tan demandado y polémico, “podemos extraer varias conclusiones positivas para mejorar nuestra ciudad, que contaban con el respaldo unánime de las personas asistentes”.

Finalmente, tras la exposición de Cumbreras, se recogieron las aportaciones y sugerencias de los/as participantes, que serán analizadas y las conclusiones remitidas a la concejalía correspondiente.

Comentarios

Debes registrarte para escribir un comentario Nombre